3 de junio de 2022 6:10 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 7 de junio de 2022 6:56 pm

Obispo pide a la Virgen que acaricie a los bebés fallecidos por abortos

Por Eduardo Berdejo

Mons. Giovanni Battista Piccioli, director del movimiento "Sí a la Vida" de Guayaquil (Ecuador), celebró una Misa de exequias antes de dar sepultura a 98 bebés fallecidos a causa de abortos inducidos y espontáneos, y pidió a la Virgen María que los reciba y les dé las caricias que probablemente sus padres no les dieron.


Crédito: Arquidiócesis de Guayaquil

La sepultura de los bebés no nacidos se realizó el 1 de junio, Día del Niño en Ecuador, y tuvo lugar en el pabellón de No Nacidos del Panteón Metropolitano, donado hace unos años por la Junta de Beneficencia de la ciudad a la Arquidiócesis de Guayaquil.

En declaraciones a ACI Prensa, Estela Zea, una de las fundadoras del movimiento “Bebés en los corazones de Jesús y María”, dijo que “con esta ceremonia, que honra la vida de los niños en fase prenatal,  esperamos despertar conciencias, visibilizando el hecho de que la muerte perinatal es una realidad, aunque durante siglos ha sido silenciada y la expresión de su dolor incluso censurada”.


Crédito: Arquidiócesis de Guayaquil

La Misa fue celebrada en la iglesia San José, del Panteón Metropolitano. En su homilía, Mons. Piccioli reflexionó en el pasaje del Evangelio de San Juan en el que Cristo se dirige a Dios y dice: "Padre santo, cuida en tu nombre a los que me has dado para que sean uno como nosotros".

En ese sentido, el director del movimiento “Sí a la Vida” invitó a los fieles a levantar la mirada como Jesús y pedir a Dios: "Padre, cuida a los niños no nacidos, a estos que enterramos, que probablemente muchos no recibieron afecto y entran en tu corazón ahora a la eternidad”, y también protege “a los que están por nacer”.


Crédito: Arquidiócesis de Guayaquil

Señaló que los 98 bebés no nacidos son también hijos de Dios y, aunque no nacieron, deben ser vistos como personas y no como animales, dándoles digna sepultura. Recordó que los cristianos creemos en la resurrección y que es el fundamento de la fe.

Antes de la sepultura, Mons. Piccioli, quien fue Obispo Auxiliar de Guayaquil entre 2013 y 2022, encomendó estos bebés a la Virgen María Madre de los Nacidos y No Nacidos, cuya imagen está al lado del pabellón donado a la Arquidiócesis.


Crédito: Arquidiócesis de Guayaquil

El director del movimiento “Sí a la vida” pidió a la Madre de Dios que dé unas caricias a estos bebés no nacidos, ya que probablemente muchos de ellos no las recibieron de sus padres.

La iniciativa contó con el apoyo personal del gerente del Panteón Metropolitano, Marcel Nohura.


Crédito: Arquidiócesis de Guayaquil

Por su parte, Mons. Piccioli es también guardián custodio de una de las tres campanas "La Voz de los no nacidos", símbolo bendecido por el Papa Francisco en el Vaticano el 27 de octubre de 2021 y que llegó a Ecuador en febrero de 2022.

Etiquetas: Aborto, no nacidos, Ecuador, Guayaquil, Arquidiócesis de Guayaquil, aborto en Ecuador