6 de septiembre de 2022 5:02 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 6 de septiembre de 2022 5:04 pm

Obispo lamenta abandono de reconstrucción de iglesias a 5 años de sismo del 19S en México

Por David Ramos

Iglesia de Santiago Apostol en Jiutepec, Cuernavaca, con las obras de reconstrucción detenidas. Crédito: Twitter de Mons. Ramón Castro Castro.

Mons. Ramón Castro Castro, Obispo de Cuernavaca y secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), lamentó que en México “se ha abandonado prácticamente todas las acciones de reconstrucción” de iglesias católicas afectadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017, que afectó especialmente el centro del país.

Los templos católicos construidos antes de 1992, año en el que se restablecieron las relaciones entre la Iglesia Católica y el Estado tras más de un siglo de tensiones e incluso sangrienta persecución religiosa, son considerados propiedad federal.

En declaraciones a ACI Prensa, Mons. Ramón Castro Castro señaló que solo en el estado de Morelos, cuya capital es Cuernavaca, “hubo 240 templos dañados” a causa del sismo.

La respuesta que ha tenido la Iglesia Católica de parte de las autoridades federales, dijo el Prelado, “ha sido muy, muy escasa”.

“Y la Federación ayuda a través del INAH, Instituto Nacional de Antropología e Historia. Son ellos los encargados y el cauce que recibe las ayudas federales. Pero nos han estado diciendo que no hay dinero, porque lo que teníamos para emergencias, que era el FONDEN, se cambió su objetivo”, lamentó.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México desde 2018, de la mano del Poder Legislativo, en el que su partido, Morena, tiene mayoría, eliminó en 2020 más de 100 fideicomisos, entre los que se encontraba el Fondo de Desastres Naturales (FONDEN).

Aunque distintas autoridades han asegurado que todavía existe un fondo para desastres a nivel federal, no ha habido precisión sobre cómo funciona.

El 19 de septiembre de 2017, pocas horas después de que con un simulacro se recordara el devastador sismo ocurrido 32 años antes, un nuevo terremoto sacudió el centro del país, con epicentro a unos 55 kilómetros al sur de la ciudad de Puebla, a las 13:14 horas.

El sismo se sintió con gran intensidad en el estado de Puebla, en la vecina Ciudad de México y en el estado de Morelos.

370 personas perdieron la vida y más de seis mil resultaron heridos por el sismo, que causó además daños materiales que sumaron alrededor de 8 mil millones de dólares.

Entre los edificios afectados se encuentran más de dos mil iglesias católicas.

Mons. Ramón Castro Castro dijo a ACI Prensa que resultaron afectados por el sismo tanto templos antiguos como modernos, y recordó que la principal fuente de ayuda provino de los seguros con los que contaban.

Ese dinero, recordó, “se aplicó de inmediato para estructuras que pudieran sostener el edificio en caso de que hubiera réplicas. Prácticamente en eso se gastó la mayor parte del dinero”.

“Otras iglesias fueron reparadas con la siguiente clasificación: Daños menores, daños medianos y daños graves”, dijo.

Los templos que presentaron daños menores y medianos, indicó, “en un 85% se repararon”.

Sin embargo, los que sufrieron daños graves, “como son los monumentos históricos, estos templos del siglo XVI, que les llamamos ‘Conventos al pie del volcán’, esos tienen 3 años que no los tocan”.

Estos históricos templos, conocidos como monasterios o conventos al pie del volcán, son llamados así porque se encuentran en las faldas del volcán Popocatépetl, entre los estados de Morelos y Puebla.

“Durante dos años, algo se hizo. Se contrataron algunas empresas, pero ya no les pagaron, una vez que se terminó el dinero de los seguros”, señaló el Obispo.

“Por eso [la reconstrucción] ha sido tan lenta y se han abandonado prácticamente todas las acciones de reconstrucción”, dijo.

El Prelado indicó que las autoridades “nos han dicho que van a llegar ayudas, pero no llegan de ninguna parte”.

El Obispo de Cuernavaca añadió que de manera excepcional, Hungría, a través de su embajada, gestionó “una buena ayuda para la reconstrucción” del Ex Convento de Tepoztlán, a unos 45 minutos de la capital del estado de Morelos.

Las iglesias mexicanas, “un tesoro extraordinario”

El Obispo de Cuernavaca y secretario general de la CEM aseguró que en las iglesias católicas “indudablemente que tenemos un tesoro extraordinario, desde el punto de vista histórico, cultural y obviamente religioso”.

Se trata, continuó, de “templos del siglo XVI, del siglo XVII, del siglo XVIII, que son verdaderamente únicos en el mundo por su característica de construcción colonial, por su característica barroca”.

Además, señaló, “con el tiempo se han ido enriqueciendo con nuevos estilos”.

Tenemos catedrales verdaderamente extraordinarias, y son el símbolo de la fe que ha vivido México, son el símbolo del pueblo mexicano católico que ha ido caminando a través de esta historia”.

“Generalmente, en todos los pueblitos siempre está el templo, y es un signo de esperanza, es un signo de oración, es un signo de comunión y de comunidad”, expresó.

En las iglesias, dijo, “el pueblo encuentra siempre la posibilidad de encontrarse y de continuar con una guía, sabiendo que tiene un Pastor”.

No reconstruyen ni dejan reconstruir

Mons. Ramón Castro Castro criticó también a las autoridades por no reconstruir pero tampoco permitir que la Iglesia Católica y sus fieles, dispuestos a reunir los fondos necesarios, lo hagan.

“Dadas las circunstancias de nuestros templos, los pueblos, los habitantes de los pueblos, quisieran hacer algo y repararlos ellos mismos”.

Esto, indicó, requeriría “muchísimo esfuerzo, ciertamente, porque es algo muy costoso. Pero están dispuestos a sacrificarse”.

Sin embargo, lamentó, “no recibimos los permisos adecuados. El INAH es quien tiene el control. El INAH es quien decide quién lo va a revisar, qué empresa lo va a realizar”.

“Hay ocasiones en que se nos llama la atención, como en Catedral [de Cuernavaca], que quisimos reparar una puerta antigua, del siglo XVI también, que comenzó a tener problemas para abrirse y cerrarse”, señaló.

En esa ocasión, dijo, las autoridades les llamaron “fuertemente la atención, porque no se pidió el permiso necesario”.

“Son ellos quienes lo dan y son ellos quienes tienen la jurisdicción”, indicó.

Lamenta prioridad a “mega obras”

El Obispo de Cuernavaca lamentó que las autoridades mexicanas “han dado una prioridad a mega obras que han dañado muchísimo”, dejando de lado no solo la reconstrucción de las iglesias católicas dañadas por los sismos, sino también situaciones dramáticas como la falta de medicamentos para niños con cáncer.

“Han muerto ya cerca de dos mil por falta de medicamentos y no se ve en el horizonte una respuesta”, expresó.

Etiquetas: México, Desastres Naturales, Terremoto, Obispos de México, Iglesia en México, sismo, Terremoto en México, sismos, desastre natural