11 de marzo de 2022 8:30 am

Monasterio de clarisas organiza esta iniciativa vocacional

Monasterio de clarisas eremitas en Fara Sabina. Foto: www.clarisseremite.com

Un Monasterio de clarisas cercano a Roma está organizando un fin de semana vocacional abierto a hombres y mujeres de todas las edades.

Se trata del Monasterio de las clarisas eremitas de Fara in Sabina localizado a 45 km de Roma que está promoviendo la iniciativa “Llamados a la alegría auténtica, que sea Fiesta tu voluntad” que se llevará a cabo en forma presencial del 25 al 27 de marzo.

En declaraciones a ACI Stampa (Agencia en italiano del Grupo ACI), el sacerdote que guiará este fin de semana vocacional, el P. Paolo Catinello, destacó que es “una oportunidad que se ofrece a los jóvenes que quieren detenerse en la oración y tratar de entrar en una dinámica fructífera con las Sagradas Escrituras para captar a Dios en sus vidas, aunque solo sea por unas horas”.

“De hecho, Dios nos llama no a hacer cosas, sino -más bien- a vivir una relación significativa, auténtica y llena de belleza”, advirtió el P. Paolo Catinello.

Sobre la comunidad de religiosas anfitrionas, el sacerdote italiano dijo que son “mujeres dedicadas a la contemplación de Dios siguiendo las huellas de Santa Clara y San Francisco de Asís”.

Entre las actividades que realizarán los participantes se encuentra el rezo de la liturgia de las horas, momentos de Adoración Eucarística, Misa y una meditación centrada en la dimensión de la comunión de la alegría con el Señor y con los otros.

Al reflexionar en esta propuesta vocacional, el P. Paolo Catinello destacó que “está abierta a todas las personas que buscan el sentido real y profundo de su existencia, deseando entregarse plenamente y, para ello, es necesario descubrir para quién y para qué vale la pena vivir”.

Asimismo, el sacerdote recordó que “es Dios quien llama dentro de una dimensión gozosa que no tiene nada que ver con el Dios de la renuncia, de las pruebas, con el Dios que observa nuestros errores sino -más bien- con el Dios que quiere caminar con nosotros, haciéndose cercano a nosotros incluso cuando lo sentimos menos”.

Estamos llamados a la vida -a pesar de que el mundo nos propone insistentemente la muerte- y por eso, en estos dos días de vocaciones, anunciaremos al Dios del encuentro que se detiene ante la única, la oveja perdida, porque es el Dios de los detalles, atento a las pequeñas cosas y que realiza la economía de la salvación”, afirmó P. Catinello.

En esta línea, el presbítero alentó a tener “el valor de atreverse, sabiendo que el Evangelio consiste en ser testigo de un modo de vida que encarna la Persona de Jesucristo. Esto es lo que atrae a la gente: la palabra fascina, pero el ejemplo arrastra”.

Para más información, haga click AQUÍ

Traducido y adaptado por Mercedes De La Torre. Publicado originalmente en ACI Stampa

Etiquetas: Italia, monasterio, Vocación, Iglesia en Italia, clarisas, vocación religiosa