26 de marzo de 2022 7:12 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 26 de marzo de 2022 7:46 pm

Miles participan en el gran corso por la vida en Perú

Por Walter Sánchez Silva

Una multitud de personas a bordo de más de dos mil vehículos entre autos, camionetas, combis, buses y camiones participaron en el 15° Gran Corso por la Vida en la ciudad de Arequipa, en el sur del Perú, en defensa del derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

Según informa el Arzobispado de Arequipa, en medio de un gran ambiente de fiesta, los participantes llegaron en caravanas desde seis puntos hasta la avenida La Marina, una de las más extensas y amplias de la ciudad.

Los vehículos llegaron al lugar desde las 3:00 p.m. (hora local), para participar en este importante evento que se celebra desde 2006 en el marco del Día del Niño por Nacer que se celebra cada 25 de marzo, según la ley 27654.

“Es maravilloso que miles se hayan unido a nuestro corso, independiente de su fe o posición política, hemos visto a personas celebrando el don de la vida”, manifestó Guadalupe Valdez, presidenta de CORVIDA y una de las organizadoras del corso.

“Nosotros como CORVIDA tenemos varias acciones durante el año que se desprende justo de esta alegría que nos impulsa a seguir durante los siguientes 365 días, realizando diversas acciones para proteger no solo a los que están en el vientre de sus madres, sino a los niños, familias, jóvenes y adultos, ancianos, porque toda vida importa”, explicó

Por su parte y como invitado, Mons. Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa, dijo que “debemos defender la vida, ánimo a las familias, a las personas a nunca dejarse vencer por las circunstancias, Dios nos ama inmensamente y quiere que vivamos dignamente”.

“Pido a las autoridades a proteger la vida siempre, desde la concepción has la muerte natural", alentó.

En declaraciones a los periodistas, el Prelado dijo que “la participación es enorme y eso significa que Arequipa le dice una vez más sí a la vida”.

Al ser consultado sobre un proyecto de ley que busca despenalizar el aborto por violación, el Arzobispo dijo que “la ministra de la mujer (Diana Miloslavich) ha dicho claramente que quiere liberalizar totalmente el aborto para que sea considerado un derecho, que una mamá pueda asesinar a su hijo en el vientre hasta el momento del nacimiento”.

La ministra, continuó el Arzobispo, “ha dicho entonces también que este proyecto de ley para la despenalización del aborto es un paso hacia ese objetivo, que es lo que el Papa Francisco llama la cultura del descarte y que el Papa Juan Pablo II llamaba cultura de muerte”.

Mons. Del Río se refirió luego, como un ejemplo de esta cultura del descarte o de muerte a MacKenzie Scott, exesposa del fundador de Amazon, donó 275 millones de dólares a la industria del aborto, una histórica suma que será usada principalmente para que mujeres negras accedan a esta práctica.

El Arzobispo de Arequipa denunció luego que existe actualmente “toda una campaña internacional para promover el asesinato de los niños en el vientre de sus mamás, destruyendo también a las mamás porque el síndrome post aborto es una realidad muy dura para las mujeres”.

El síndrome Post Aborto (SPA) es una afección que se refiere a la incapacidad de la mujer o el hombre para procesar su angustia, miedo, rabia, tristeza y culpabilidad por su experiencia de uno o varios abortos provocados.

Al ser preguntado sobre lo que pueden hacer las mujeres que resultan embarazadas tras una violación, Mons. Del Río dijo que entiende que esto puede “ser traumático para ellas pero para esos casos está también la posibilidad de darlos en adopción".

"Hay tantos matrimonios, tanas familias que con todo cariño recibirían a un niño que su mamita no los puede mantener, no lo puede conservar con ella”.

“Hay distintas posibilidades, el aborto no es una solución”, subrayó.

“Como ha dicho bien el Papa Francisco no es lícito contratar a un sicario, a un asesino a sueldo para que mate a una persona y quitarse de encima un problema”, concluyó.

En más de una ocasión el Papa ha comparado el aborto con un sicario.

En septiembre de 2021 el Santo Padre dijo que el aborto “¡es un homicidio!”. “Hoy esto se ha convertido en un modo ‘normal’, un hábito”, lamentó.

“Para entenderlo bien nos ayuda hacernos una doble pregunta: ¿Es justo eliminar, mandar fuera, una vida humana para resolver un problema? ¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema? Eso es el aborto”.

Etiquetas: Aborto, Perú, Defensa de la vida, Arequipa, Aborto en Perú, Diana Miloslavich