15 de agosto de 2022 7:30 pm

La Eucaristía se podrá recibir en la boca o en la mano en Ciudad de México

Por David Ramos

Catedral Metropolitana de México. Crédito: David Ramos / ACI Prensa.

La Misa dominical volverá a ser obligatoria en la Ciudad de México, y en partes de los estados de Morelos y Estado de México, desde el 4 de septiembre de este año, al considerar que “lo más difícil de la pandemia ha pasado”, y la Eucaristía se podrá recibir “en la boca o en la mano”.

Así lo indicaron el Arzobispo Primado de México, Cardenal Carlos Aguiar Retes; el Arzobispo de Tlalnepantla, Mons. José Antonio Fernández Hurtado; y el Arzobispo de Toluca, Raúl Gómez González; en un comunicado difundido el domingo 14 de agosto.

En su mensaje, los prelados, que encabezan las provincias eclesiásticas de México, Tlalnepantla y Toluca, señalaron que “el precepto dominical y de las fiestas de guardar” volverá a “entrará en vigor a partir del Domingo 4 del mes de septiembre del año en curso”.

Sin embargo, precisaron los obispos mexicanos, “las personas mayores y quienes se encuentren enfermos, así como quienes los cuidan, están dispensadas de este precepto”.

De esta forma, se revierte la dispensa otorgada por las autoridades eclesiásticas a los fieles católicos mexicanos desde marzo de 2020, a causa de la pandemia de Covid-19.

La Provincia Eclesiástica de México incluye a la Arquidiócesis Primada de México y las diócesis de Azcapotzalco, Iztapalapa y Xochimilco.

La Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla está conformada por la Arquidiócesis de Tlalnepantla y las diócesis de Cuautitlán, Ecatepec, Izcalli, Netzahualcóyotl, Teotihuacán, Texcoco y Valle de Chalco.

La Provincia Eclesiástica de Toluca incluye a la Arquidiócesis de Toluca y las diócesis de Atlacomulco, Cuernavaca y Tenancingo.

Los obispos destacaron que “los protocolos de salud para reducir el contagio de Covid-19 han sido asumidos con responsabilidad por las comunidades parroquiales, comprometidas en cuidar la salud, en una cultura de prevención y de respeto a la dignidad de cada persona”.

“Ahora, que lo más difícil de la pandemia ha pasado, que el acceso a la vacuna se ha ampliado y que las actividades han vuelto a la normalidad, hemos acordado y decidido que se retome el precepto de la Santa Misa dominical y de las demás solemnidades prescritas en el Derecho de la Iglesia”, señalaron.

Los prelados mexicanos explicaron que la decisión se tomó debido a que “tenemos necesidad de estar presentes en aquella Cena, de escuchar la voz de Cristo, de comer su Cuerpo y beber su Sangre”.

Además, destacaron que desde el 4 de septiembre en estas diócesis mexicanas se podrá recibir la Sagrada Comunión “en la boca o en la mano, conforme lo soliciten los fieles”.

Etiquetas: México, Misa, Eucaristía, Obispos de México, Iglesia en México, Covid-19, covid19, covid, comunión en la mano, restricciones por COVID-19, Comunión en la boca