17 de noviembre de 2022 1:26 pm

Iglesia está preocupada por los miles de nicaragüenses que dejan el país

Por Eduardo Berdejo

Imagen referencial. Crédito: Voice of America (dominio público)

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) expresó su preocupación por las miles de personas que están migrando a causa de la crisis en el país y que “es reflejo de un drama humano que nos interpela”.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) indicó que “la inestabilidad política que impera en Nicaragua desde abril de 2018 ha orillado a alrededor de 200.000 personas a huir de persecuciones y violaciones a los derechos humanos”.

“La mayor parte de estas personas (150.000) se ha dirigido a Costa Rica, un país vecino. La cifra de nicaragüenses que han solicitado protección en Costa Rica desde 2018 supera el número de personas que huyeron de las guerras civiles centroamericanas en la década de 1980”, señaló la agencia de la ONU en su sitio web.

En su mensaje de Adviento emitido ayer 16 de noviembre, la CEN expresó que la alegría que trae el tiempo de preparación para la Navidad no impide a los obispos “reconocer las preocupaciones que tenemos sobre el acontecer social, político y económico de nuestra patria”.

“Sobre todo, entre otros, la crisis migratoria, que es reflejo de un drama humano que nos interpela”, señaló el Episcopado.

Los obispos aseguraron que “aun en medio de incertidumbres y dolores, el Reino de Dios se hace presente en nuestra historia y se manifiestan entre nosotros múltiples signos de un mundo nuevo”.

En ese sentido, señalaron que en Nicaragua “todos debemos caminar juntos, nadie debe quedarse atrás”.

“Todos debemos tener las posibilidades de desarrollarnos y hacer de Nicaragua un país de hermanos. Busquemos siempre hacer el bien, de forma que cada vez hablemos más como hermanos y dejemos fuera el individualismo”, añadieron.

Por ello, animaron a la población a participar en la búsqueda de la conversión personal. En el caso de los católicos, para “estar como Iglesia a la altura de la misión que el Señor nos ha encomendado”.

La situación migratoria de los nicaragüenses se agrava con el reciente anuncio del presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, quien dijo que tomará medidas para frenar la llegada de más personas de ese país.

El mandatario dijo que estas personas ingresan aduciendo ser “refugiados políticos”, cuando en realidad son “refugiados económicos” que huyen de la crisis en el país vecino, dirigido por la dictadura de Daniel Ortega.

Etiquetas: Nicaragua, Derechos humanos, Iglesia en Nicaragua, migraciones, migrantes, Obispos de Nicaragua