28 de noviembre de 2022 4:09 pm

Iglesia bendice los lápices de jóvenes que buscan llegar a la universidad en Chile

Por Julieta Villar

El Arzobispo Chomali presidió la Bendición de los Lápices. Crédito: Conferencia Episcopal de Chile

Los jóvenes chilenos que rinden la Prueba de Acceso a la Educación Superior (PAES) para ingresar a la universidad, recibieron la “Bendición de los Lápices”,  realizada por el Arzobispo de Concepción, Mons. Fernando Chomali.

Más de 275.000 estudiantes chilenos se postularon para rendir la PAES, de los cuales un 71,9% se encuentra cursando 4° medio, es decir que desean continuar sus estudios inmediatamente después de egresados.

El objetivo de la prueba es “medir competencia, considerando las habilidades esenciales para el buen desempeño en la educación superior”, explica el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional.

La prueba consta de dos exámenes obligatorios y hasta tres adicionales que son electivos, según la carrera a la que se postule cada estudiante.

En vísperas de los exámenes, el domingo 27 de noviembre se celebró en la catedral de la Santísima Concepción, una Misa con “Bendición de Lápices”.

La Eucaristía estuvo presidida por el Arzobispo de Concepción, Mons. Fernando Chomali, y organizada por la Vicaría Pastoral de Educación, la Vicaría Pastoral de la Juventud, y la Pastoral de Educación Superior.

En su homilía, el Prelado expresó su deseo de acompañar a los jóvenes y aseguró: “Nos alegramos de que a pesar de tantas dificultades que han tenido, especialmente durante estos dos últimos años, estén alegres, optimistas y esperanzados para dar la Prueba de Acceso a la Educación Superior”.

“El día que ustedes pierdan sus sueños dejarán de ser jóvenes”, alertó Mons. Chomali, por lo que instó a no dejar que les roben sus sueños ni la alegría de vivir.

Además, los alentó a tomar a la Virgen como “una muy buena compañera de viaje”, y recordó: “María quiso hacer la voluntad de Dios y ella fue feliz”.

El Arzobispo relató su experiencia personal en la universidad, donde estudió distintas carreras hasta encontrar la vocación sacerdotal.

En ese sentido, animó a los jóvenes a no temer al fracaso, “porque el fracaso siempre nos deja una gran enseñanza y nos tenemos que levantar”.

“Les pido de todo corazón, que durante la universidad estudien sus materias, pero también ábranse a otros ámbitos del saber”, expresó. Además de la racionalidad científica, aconsejó tener en cuenta la ética, la estética y la espiritual. 

Por otra parte, criticó el individualismo, que “no aporta nada” y “lo único que hace es generar una sociedad excesivamente competitiva”.

En el tiempo de Adviento, animó a “que nadie les robe la esperanza, pero una esperanza fundada en una sociedad en la cual todos tengamos cabida”. Para eso, afirmó, “tenemos que mirar a Jesucristo”.

Finalmente, los llamó a tomar la universidad en serio, ya que en ellos se encuentra el futuro de Chile: “Necesitamos personas que estudien”, aseguró, instando al esfuerzo conjunto y a no dar espacio a la mediocridad.

De la celebración participaron padres de familia, apoderados de las instituciones educativas, y la Secretaria Regional Ministerial de Educación Elizabeth Chávez.

Etiquetas: Chile, Educación, Arquidiócesis de Concepción