28 de diciembre de 2021 12:01 am | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 3 de enero de 2022 9:57 am

Cada 28 de diciembre celebramos los Santos inocentes, pagaron con sangre la llegada del Salvador

Hoy, 28 de diciembre, la Iglesia Católica celebra la Fiesta de los Santos Inocentes, los niños que murieron por Cristo, el Mesías de la humanidad, asesinados por órdenes del rey Herodes.

En un antiguo sermón exclamaba San Quodvultdeus: “Todavía no hablan, y ya confiesan a Cristo. Todavía no pueden entablar batalla valiéndose de sus propios miembros, y ya consiguen la palma de la victoria”.

Verdaderos mártires

De acuerdo al relato de San Mateo, unos sabios venidos de Oriente advirtieron al rey Herodes del inminente nacimiento del Mesías, de quien estaba profetizado que llegaría a ser rey de Israel. Estos sabios o “reyes magos” habían viajado desde muy lejos para adorar a aquel niño, y por eso se presentaron ante quien consideraban la máxima autoridad de esas tierras. Herodes entonces les pidió que después de adorar al recién nacido regresen y le revelen dónde se encontraba, para él también “ir a adorarlo”. Sin embargo, en secreto, temía que ese recién nacido le quitara su poder, así que hizo planes para matarlo.

Para asegurar que el niño no sobreviva, Herodes mandó sacrificar a todos los niños menores de dos años en Belén y sus alrededores. Aquel fue el primer derramamiento de sangre desatado a causa de Jesucristo; un crimen horrendo producto de la soberbia y la ambición desmedidas, un pecado cuyas víctimas carecían de mancha o reproche alguno. Por eso, la muerte de aquellos seres inocentes es un anticipo de la muerte del Salvador, víctima inocente por excelencia, porque ni el pecado original lo pudo alcanzar.

Víctimas de las pasiones de este mundo

Profundiza San Quodvultdeus, obispo de Cartago y Padre de la Iglesia del siglo V: “¿Qué temes, Herodes, al oír que ha nacido un Rey? Él no ha venido para expulsarte a ti, sino para vencer al Maligno. Pero tú no entiendes estas cosas, y por ello te turbas y te ensañas, y, para que no escape el que buscas, te muestras cruel, dando muerte a tantos niños… Matas el cuerpo de los niños, porque el temor te ha matado a ti el corazón. Crees que, si consigues tu propósito, podrás vivir mucho tiempo, cuando precisamente quieres matar a la misma Vida… Los niños, sin saberlo, mueren por Cristo; los padres hacen duelo por los mártires que mueren. Cristo ha hecho dignos testigos suyos a los que todavía no podían hablar”.

Para recordar

En el siglo IV se instituyó esta fiesta en honor de los Santos Inocentes. La tradición oriental los recuerda el 29 de diciembre, mientras que la tradición latina, los celebra el día 28.

Desde que el crimen del aborto está más extendido por el mundo y ya no existe el respeto debido a la vida por nacer, mueren a diario miles y miles de otros “inocentes”, rechazados porque “desbaratan” nuestros cálculos o porque “no encajan” en nuestros esquemas. Recordemos y recemos en este día, de manera especial, por las víctimas del aborto y por la conversión de aquellos que se han alejado de la verdad.

¡Santos Inocentes! Rogad por nosotros.

Más información en el especial de los Santos Inocentes.

Etiquetas: Navidad, Día de los Santos Inocentes, santos inocentes, Navidad 2021