13 de septiembre de 2022 12:30 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 13 de septiembre de 2022 12:40 pm

Este es el grave peligro de las supersticiones

Por Walter Sánchez Silva

Foto referencial. Crédito: Pixabay

El P. Eduardo Hayen Cuarón, director del semanario Presencia de la Diócesis mexicana de Ciudad Juárez, explicó el grave peligro de las supersticiones, como la que considera que el martes 13 es un día de “mala suerte”.

“Los actos de superstición nunca son inofensivos sino que siempre producen efectos negativos”, dijo el sacerdote este martes 13 a ACI Prensa.

“Poner en práctica estos actos y verlos como algo ingenuo, como algo simpático o como parte del folklore de un pueblo, es expresar confusión sobre el camino que conduce hacia Dios y sobre lo que nos aleja de Él”, advirtió el P. Hayen.

El sacerdote resaltó asimismo que “las supersticiones solo traen confusión en la vida espiritual y son peligrosas porque pueden ponernos en contacto con fuerzas espirituales desconocidas como son las del mundo demoníaco”.

“Nuestra cultura está marcada por una gran difusión de prácticas religiosas desviadas y supersticiosas. Muchísimas personas que no tienen una fe bien formada ni sólidas convicciones en su relación con Dios, muchas personas que no tienen claro el sentido de su vida, contribuyen a crear un clima de incertidumbre cuando recurren a prácticas supersticiosas”, indicó el sacerdote a ACI Prensa.

Entre las prácticas supersticiosas, el P. Hayen mencionó la adivinación, la magia, los horóscopos, el espiritismo y “otras que pueden ser verdaderamente aberrantes como el culto a la muerte y a los demonios”.

Estos cultos o prácticas “son irracionales porque atribuyen poderes ocultos a objetos, eventos o circunstancias que no lo tienen, como por ejemplo el creer que el martes 13 es un día de mala suerte, o creer que nuestro destino depende de la conjunción de los astros en el firmamento, o creer que abrir un paraguas bajo techo traerá desgracias a la propia vida”, advirtió.

Para concluir, el sacerdote mexicano dijo que “una persona católica con buena formación jamás desviará sus sentimientos religiosos por el camino de la superstición, sino que será un adorador auténtico de Dios en espíritu y en verdad”.

La superstición y la Iglesia Católica

El numeral 2110 del Catecismo de la Iglesia Católica explica que el primer mandamiento de la ley de Dios “prohíbe honrar a dioses distintos del Único Señor que se ha revelado a su pueblo” y rechaza la superstición. 

“La superstición es la desviación del sentimiento religioso y de las prácticas que impone. Puede afectar también al culto que damos al verdadero Dios, por ejemplo, cuando se atribuye una importancia, de algún modo, mágica a ciertas prácticas, por otra parte, legítimas o necesarias”.

El Catecismo explica también, en el numeral 2115, que la actitud cristiana ante el porvenir debe ser la de “entregarse con confianza en las manos de la providencia en lo que se refiere al futuro y abandonar toda curiosidad malsana al respecto”.

“Todas las formas de adivinación deben rechazarse: el recurso a Satán o a los demonios, la evocación de los muertos, y otras prácticas que equivocadamente se supone ‘desvelan’ el porvenir”, explica el numeral 2116.

Etiquetas: sacerdote, Superstición, magia, Demonio, diablo, horóscopo, Providencia, Martes 13, adivinación