21 de marzo de 2022 2:20 pm

El Papa conversa con el presidente de Líbano sobre situación de los refugiados

Por Almudena Martínez-Bordiú

El Papa Francisco con el presidente del Líbano, Michel Aoun. Crédito: Vatican Media

El Papa Francisco recibió en audiencia al presidente de la República del Líbano, Michel Aoun, en la mañana de este lunes 21 de marzo, donde hablaron acerca de los problemas socioeconómicos que atraviesa el país y la situación de los refugiados. 

Según informó la Santa Sede, el presidente Michel Aoun fue recibido por el Papa Francisco y más tarde se reunió con el Secretario de Estado, Cardenal Pietro Parolin. 

Durante el encuentro, destacaron la importancia de las buenas relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y el Líbano, cuyo 75º aniversario se cumple este año. 

Asimismo, hablaron de los graves problemas socioeconómicos que atraviesa el país y la situación de los refugiados, poniendo sus esperanzas en la ayuda de la comunidad internacional y en las próximas elecciones legislativas. 

También destacaron la necesidad de realizar ciertas reformas que puedan contribuir a reforzar la convivencia pacífica entre las distintas confesiones religiosas que viven en el Líbano. 

Antes de concluir el encuentro, recordaron las terribles consecuencias que ha dejado la explosión en el puerto de Beirut el pasado 4 de agosto de 2020 así como las peticiones de las víctimas.  

El Papa regaló al presidente Aoun un azulejo de bronce que representa a un ángel abrazando y acercando los dos hemisferios del globo, venciendo la oposición de un dragón, con la inscripción: "Un mundo solidario y de paz fundado en la justicia”. 

También le hizo entrega de algunos documentos como el Mensaje por la Paz de este año, el Documento sobre la Hermandad Humana y el libro sobre la Statio Orbis del 27 de marzo de 2020. 

Por su parte, el presidente libanés le hizo entrega de una copia fotostática de un salterio que data de 1600 y un paquete de diferentes variedades de miel producida en los jardines del Palacio Presidencial. 

Etiquetas: Líbano, Refugiados, El Papa Francisco