13 de agosto de 2021 2:59 pm

¿Cómo conmemorar los 500 años de la Evangelización en México? Así responde sacerdote

Por David Ramos

La Catedral Metropolitana de México se alza frente a la Plaza de la Constitución de Ciudad de México, en el centro de la antigua Tenochtitlán. Crédito: David Ramos / ACI Prensa.

A 500 años de la Evangelización en México, el P. Eduardo Hayen Cuarón, director del semanario Presencia de la Diócesis de Ciudad Juárez, alentó a conmemorar esta fecha contemplando “la acción de Dios en la historia”.

En un reciente artículo titulado “Encuentro de dos culturas”, el P. Hayen Cuarón recordó que “este año 2021 la Iglesia en México conmemora los 500 años de la llegada del Evangelio a nuestras tierras”.

Si bien la primera Misa en lo que hoy es el territorio de México se celebró el 6 de mayo de 1518, no fue hasta el 13 de agosto de 1521 que el conquistador español Hernán Cortés derrotó definitivamente al Imperio mexica (conocido también como azteca) en su capital Tenochtitlán, la actual Ciudad de México.

Fue a partir de entonces que se establecería lo que llegó a ser el Virreinato de la Nueva España y que se dispuso formalmente la labor evangelizadora en tierras mexicanas.

El P. Hayen Cuarón subrayó que “a la base de toda cultura está siempre la religión”, y siguiendo las líneas del historiador Rodrigo Martínez Baracs, dijo que “los antiguos pueblos de Mesoamérica crecieron en poderío y tamaño gracias a una religiosidad extremadamente militar y sacrificial”.

“La guerra era una variante de la cacería, y los enemigos podían ser capturados, comidos, torturados y sacrificados en impresionantes ceremonias religiosas, con sangre, gritos, bailes, cantos y música, drogas alucinógenas, pirámides de colores”, señaló.

“Y así la guerra era un componente de la religión que aterrorizaba a los reinos enemigos para evitar rebeliones futuras”, añadió.

Frente a esto, destacó el sacerdote mexicano, “el catolicismo traído por los españoles predicaba el amor de Dios a las personas y los pueblos, y el amor que éstos le debían a Dios”.

“Ellos trajeron la presencia compasiva y amorosa de la Virgen María”, destacó.

“Desafortunadamente -continuó- con la paz traída por el cristianismo llegaron también las epidemias de viruela que acabaron con la vida de millones de nativos”.

El sacerdote indicó también que “los historiadores afirman que la conversión religiosa en México fue muy rápida -uno o dos siglos- si se compara con la cristianización de las antiguas provincias del Imperio romano”.

“No faltaron las rebeliones indígenas contra los abusos de los españoles, como la que ocurrió en 1680 cuando el indio Popé organizó la revuelta en los indios pueblo de Nuevo México, provocando la huida de los hispanos que se refugiaron en Paso del Norte, hoy Ciudad Juárez”, recordó.

El P. Hayen Cuarón dijo luego que “muchos factores intervinieron en la inculturación del Evangelio, entre otros el amor de los frailes por los indígenas y la asociación que hicieron con ellos para protegerlos de los abusos de los españoles”.

“Los templos paganos fueron desapareciendo y, en su lugar, se edificaron las iglesias, los conventos y los hospitales que fueron el centro de la vida social de los pueblos, donde se reunían los ayuntamientos de indígenas y desde donde se organizaban las fiestas religiosas”.

“Dejaron de sonar los caracoles y se escucharon las campanas llamando a misa”, resaltó.

Para el P. Hayen Cuarón “contemplar la historia con una mirada serena, reflexiva, orante, sin apasionamientos ni polémicas, y descubrir el paso de Dios por ella es, a mi juicio, la manera adecuada de acoger nuestro pasado para avanzar hacia el futuro”.

Etiquetas: México, Evangelización, Iglesia en México