18 de junio de 2015 1:35 pm

Cardenal Turkson: Laudato Si’ no es una encíclica sobre cambio climático

Por Álvaro de Juana

Cardenal Peter Turkson al presentar encíclica Laudato Si'. Foto: Bohumil Petrik / ACI Prensa.

Al presentar oficialmente la nueva encíclica del Papa Francisco Laudato Si’ en el Aula Nueva del Sínodo, el Presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, Cardenal Peter Turkson, señaló que si bien aborda el tema del cambio climático el documento no se reduce a esto.

El Cardenal Turkson aseguró que Laudato Si’ afronta temas muy complejos y urgentes como el cambio climático y sus causas, que “hoy son objeto de debate en el ámbito científico”.

Sin embargo, precisó, “el objetivo no es intervenir en este debate que compete a los científicos, ni decir en qué medida el cambio climático es consecuencia de la acción humana”.

El deseo del Papa, indicó, es suscitar “acciones positivas” y “pequeños gestos” cada día, pero no solo individuales, sino colectivos. “El Papa no piensa solo en los ciudadanos de manera individual sino también en organizaciones, en la sociedad civil”.

“La humanidad, en su relación con el medio ambiente, se encuentra ante desafíos cruciales que requieren también de políticas adecuadas que se encuentran en la agenda internacional”, señaló el Cardenal, por lo que la nueva encíclica “tendrá un impacto en estos procesos”.

El Cardenal señaló que la figura de San Francisco está presente en todo el documento y “es una fuente de inspiración” el “ejemplo por excelencia del cuidado de lo que es débil y de una ecología integral”.

Una de las cuestiones que a su juicio debe ser abordada por todos a partir de ahora es el futuro que les espera a las nuevas generaciones si el planeta continúa dañándose. A su vez, esto lleva a cuestionarse por ejemplo para qué vivir y para qué trabajar.

“Estas preguntas nacen de la constatación de que la tierra tan maltratada se está quejando”, algo que se suma a “todos los pobres y descartables del mundo”.

El Papa, dijo el Cardenal, “invita -también a las comunidades internacionales- a que se les escuche, e invita a una conversión ecológica, a cambiar de rumbo” para “comprometerse a cuidar el planeta”.

A este respecto, “el Papa mantiene la esperanza: el mundo todavía puede colaborar en esto, puede intervenir positivamente. No todo está perdido, puede optar por el bien y regenerarse”.

El Cardenal Turkson señaló que “el Papa pone en el centro de la encíclica el concepto de ecología integral como paradigma capaz de articular las relaciones de las personas con Dios, los seres humanos y la creación”.

El Presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz señaló que Francisco “critica el nuevo paradigma y las formas de poder que derivan de la tecnología”. Se trata de una “invitación a valorar las formas de progreso, del sentido humano de la ecología, la responsabilidad de la política, la cultura del descarte y a buscar otras maneras de entender la economía y el progreso”.

Otra de las vertientes de la encíclica es la ecuménica. En la presentación del documento se encontró el representante del Patriarca Ecuménico Bartolomé, el Metropolita de Pergamo Ioannis Zizioulas.

El Metropolita aseguró que Laudato Si’ “es motivo de gran alegría y satisfacción para los ortodoxos”, que agradecen a Francisco “que haya escuchado nuestra voz para llamar la atención de la necesidad de proteger la creación de los daños que los humanos causamos con nuestro comportamiento”

“Vislumbro una dimensión ecuménica muy importante” y una “invitación a encarar juntos un desafío común que va más allá de las divisiones tradicionales”, señaló.

En la presentación también participó John Schellnhuber, fundador y director del Postdam Institute for Climate Impact Research, quien habló del desgaste del planeta y de algunas de las causas de la contaminación. El experto afirmó que la encíclica “escucha y reflexiona sobre la ciencia”.

Por su parte, Carolyn Woo, directora ejecutiva y presidenta del Catholic Relief Services y decana del Mendoza College of Business de la Universidad de Notre Dame en Estados Unidos, reflexionó sobre el futuro que les espera a las próximas generaciones.

Sobre el posible rechazo del documento por parte de algunos sectores, aclaró que se ha elaborado con el trabajo de las Pontificias Academias de las Ciencias y de las Ciencias Sociales y “presenta datos fidedignos”. “No se puede simplemente eliminar el mensaje porque no nos gusten los datos o su procedencia”, señaló.

Woo destacó que “la tecnología debe estar al servicio del ser humano y no debemos limitarnos a ser simples consumidores”. De igual manera, “la creación del empleo no puede depender solo de la fuerza de los mercados y la tecnología”.

Por último, el P. Federico Lombardi reveló que la nueva encíclica se preparó “de una forma nueva respecto a otras encíclicas”.

“Desde hace un mes, se han enviado materiales por email a los obispos ordinarios de las diócesis”, indicó.

El P. Lombardi contó además que hace dos días se les envió el texto completo a miles de obispos, incluyendo un breve texto escrito por el propio Francisco que decía así: “Querido hermano: en el vínculo de la caridad y de la paz en el que vivimos como Obispos, te envío mi carta ‘Laudato Si’, sobre el cuidado de nuestra casa común’, acompañada por mi bendición. Unidos en el Señor, y por favor no te olvides de rezar por mí”.

Etiquetas: Vaticano, Iglesia Católica, Papa Francisco, cambio climático, Laudato Si'