24 de enero de 2022 5:20 pm

Cardenal recuerda a víctimas de explosión que destruyó edificio parroquial hace 1 año

Por Diego López Marina

Cardenal Carlos Osoro y parroquia Virgen de la Paloma | Crédito: Arzobispado de Madrid

El Arzobispo de Madrid (España), Cardenal Carlos Osoro, conmemoró con una Misa en la Catedral de la Almudena el primer aniversario de la explosión que destruyó cuatro plantas de un edificio parroquial, dejó cuatro muertos e incontables daños materiales.

“Nos reunimos porque creemos en Jesucristo resucitado, que el triunfo es de Cristo. Nuestra vida está en manos de Dios siempre y, cuando desaparecemos de este mundo, volvemos a las manos de Dios”, dijo el arzobispo de Madrid en su homilía del jueves 20 de enero.

La Misa solemne se celebró en recuerdo de las víctimas mortales de la explosión que el 20 de enero de 2021 destruyó parte de uno de los edificios pertenecientes a la parroquia Virgen de la Paloma.

Según el arzobispado madrileño, el origen del desastre fue un escape de gas situado bajo la acera de la calle Toledo, que subió hasta formar una bolsa en los pisos superiores. Una pequeña chispa, que pudo ser causada por cualquier nimiedad –señaló– (luces de presencia, un ascensor, una simple ventana abierta) causó la deflagración.  

Los informes judiciales, los peritos y la policía han señalado que no hubo negligencia por parte de las víctimas, y por parte de la parroquia la instalación estaba en regla. El olor a gas fue repentino y no hubo tiempo de reaccionar.

En total hubo 10 heridos y cuatro fallecidos, todos ellos en el exterior. Perdieron la vida el sacerdote Rubén Pérez Ayala, el feligrés y amigo del P. Rubén, David Santos, y dos hombres que pasaban por delante del edificio en el momento del suceso, Javier y Stefko. Dentro del edificio solo quedó una persona, el P. Matías, que no resultó herido.

En su homilía, el también vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española recordó que “la vida es el arte del encuentro”, por ello animó al encuentro “entre nosotros” y “con Dios”, que puede “ayudarnos a superar esos momentos como los que vivimos hace un año”.

En un tuit publicado ese mismo día, el Cardenal Osoro comentó: “En aniversario de la explosión de La Paloma, oramos especialmente por los fallecidos y sus familias, así como por la comunidad parroquial. Nos disponemos a reconstruir el edificio con la ayuda de todos”.

El Arzobispado de Madrid informó que se realizará una colecta abierta a todos los madrileños y que la parroquia “se reconstruirá tan pronto sea posible gracias a la generosidad de la gente”. 

“Este edificio se levantó con donaciones hace algo más de 30 años, y los responsables de la parroquia confían en volver a reconstruirlo con benefactores y pequeñas limosnas”, agregó.

Por otro lado, el párroco de La Paloma, P. Gabriel Benedicto, dijo que este aniversario “es una llamada a volver a nacer, pero de lo alto, del Espíritu”. 

“Toda la parroquia tenemos que volver a recordar que hemos construido un cuerpo de Cristo vivo (…) Y otra vez vemos que somos nosotros, que no somos el edificio, y que somos la Iglesia. Y que tenemos que volver a mirar hacia el futuro, pero volviendo a nacer del Espíritu”, dijo.

El P. Benedicto explicó “que el Señor nos pone en camino con este acontecimiento, y habrá que reconstruir y, sobre todo, curar heridas”. 

“Yo creo que el mejor lenguaje para curar es la ternura; tener mucha ternura con las familias. Y tiempo”, subrayó.

Finalmente, pidió ponerse “bajo la mirada de la Virgen María”. 

“No es lo habitual vivir como parroquia esta situación. Y a veces como que uno puede experimentar que en cierto sentido está solo, y la Virgen está siempre ahí”, dijo.

“Nos la encontramos en el edificio repetidas veces, mirándonos, para que nos acordáramos de que no es verdad: que no estamos solos, estamos también arropados por la Iglesia, está Cristo, está María, y hay un futuro”, concluyó.

Investigación de la explosión

El Arzobispado de Madrid lamentó que el juzgado 35 archivó la investigación “el 22 de febrero (auto de sobreseimiento) sin realizar la más mínima inspección de la válvula de la acometida”. 

“No se admitieron los sucesivos recursos. Tampoco la Audiencia Provincial ha querido reabrir las pesquisas y ha cerrado la vía penal. Tanto la parroquia como las cuatro familias lo habían solicitado, hasta ahora sin éxito. Por eso se empieza la tramitación por la vía civil, con el único objetivo de saber qué pasó, para evitar que les ocurra a otros mañana”, señaló.

El pasado viernes 2 de enero, la parroquia informó que reclamará por la vía civil para conocer las causas de la explosión.

“Nosotros mantenemos nuestra firme disposición a saber qué pasó y por qué pasó y reclamaremos las responsabilidades derivadas por dos motivos: conocer la verdad y evitar así que vuelva a sucederles a otros en cualquier otro punto de España”, informó un portavoz.

“Quedó claro que la fuga de gas estaba en el exterior, pero no se indagó en posibles causas ni se investigaron las actuaciones o posibles omisiones de Naturgy y del Canal de Isabel II”, continuó.

Por ello, el portavoz sostuvo que se dispondrán “a reclamar en la vía civil la presunta actuación negligente de ambas empresas suministradoras y ejerceremos nuestros derechos por esta vía siguiendo los plazos debidos”.

El anuncio de la parroquia de la Virgen de la Paloma sucede luego de que la Audiencia Provincial de Madrid desestimara el recurso de apelación presentado en junio de 2021 por todas las partes para que se siguiera investigando la explosión.

Etiquetas: España, Madrid, explosión, Virgen de la Paloma, Cardenal Osoro, Cardenal Carlos Osoro, Aniversario, Arzobispado de Madrid