1 de marzo de 2022 1:41 pm

Cardenal alienta verdadera conversión y renuncia al pecado en esta Cuaresma

Por David Ramos

Imagen referencial. Crédito: Annika Gordon / Unsplash.

El Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, Arzobispo Emérito de Guadalajara (México), alentó a vivir la Cuaresma 2022 con un verdadero propósito de conversión y ofrecer a Dios penitencias que no sean “a modo”, sino que te ayuden a combatir “el vicio que te aparta de Dios, Nuestro Señor”.

En un video mensaje difundido el lunes 28 de febrero, el Cardenal  Sandoval Íñiguez recordó que la Cuaresma nos remite al “ayuno y la oración de Cristo en el desierto”.

Jesús, recordó el Purpurado, “estuvo 40 días ayunando a pan y agua, en oración para prepararse a su misión, para darnos ejemplo también de oración y de penitencia”.

Precisamente imitando el ejemplo de Cristo, continuó, en la Cuaresma “debemos acercarnos al Señor, convertirnos, purificarnos, para celebrar dignamente los grandes misterios de nuestra salvación”.

Estos misterios, dijo, son los de “la Pascua del Señor, Su muerte y resurrección”.

“Por lo tanto, la más grande fiesta cristiana de todo el año es la de la Semana Santa y la Pascua, la muerte de Cristo y su resurrección”, precisó.

El Purpurado señaló que “no es justo que los cristianos se vayan en Cuaresma a pasear, que no se acerquen al templo a participar de la celebración de los divinos misterios”.

“Esto no es correcto, pero se ha puesto de moda”, lamentó.

El Arzobispo Emérito de Guadalajara subrayó que “la Cuaresma es un tiempo ante todo de conversión, de volverte a Dios” y “dejar los caminos equivocados”.

De esa forma, señaló, se puede “vivir más cristianamente para asegurar tu salvación”.

El Purpurado alentó a hacerse propósitos y penitencias en esta Cuaresma “que atinen al blanco, que no se equivoquen”.

“Está bien que la gente, por ejemplo, prometa no tomar refresco, no fumar o alguna otra cosa, no tomar agua dentro de las comidas, etc.”, dijo.

Sin embargo, precisó, esto no sirve de mucho “si no se hace propósito de quitar los grandes defectos, enderezar los caminos muy equivocados”.

En el caso de un hombre adúltero, indicó, debe prometer “respetar su matrimonio”.

“Si este otro es un injusto, un explotador, un ‘chupasangre’ de los trabajadores o de los pobres”, continuó, debe prometer “dejar de ser injusto y hacer justicia en sus negocios y tratos”.

Etiquetas: México, Cardenal Sandoval, Cuaresma, Obispos de México, Iglesia en México, Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, Cuaresma 2022