20 de noviembre de 2021 2:44 pm

Arzobispado desmiente que acusado de abuso sexual haya sido alguna vez diácono católico

Por Diego López Marina

Catedral de San Juan Bautista de Puerto Rico / Crédito: Dominio Público

La Oficina de Prensa del Arzobispado de San Juan de Puerto Rico comunicó a la opinión pública que Carlos Almodovar Vargas, un hombre acusado por cargos de agresión sexual contra una niña, nunca ha sido un diácono católico,tal como han señalado varios medios del país.

“Comunicamos que el Sr. Carlos J. Almodóvar no es un diácono ordenado de la Arquidiócesis de San Juan ni de ninguna otra diócesis en Puerto Rico. Es decir, no es un diácono de la religión Católica. Tampoco ostentó algún ministerio en la arquidiócesis”, aclaró el arzobispado en un comunicado emitido el 19 de noviembre.

Según la prensa puertorriqueña, el hombre de 52 años acusado de actos lascivos, incesto, maltrato de menores y pornografía infantil, se trataba de un exdiácono de la Iglesia Católica, información que no fue corroborada con ninguna fuente eclesial.

La Oficina de Prensa del Negociado de la Policía informó que el sujeto ingresará a prisión al no prestar una fianza de 450 mil dólares impuesta por la jueza Vanessa Sánchez, del Tribunal de Carolina.

En el desmentido arquidiocesano, se aclaró, además, que Almodóvar “solamente era un feligrés que acudía a la santa Misa por cierto tiempo en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen en Trujillo Alto”.

“Confiamos en que las autoridades puedan esclarecer este caso y se le haga la justicia que corresponda. La arquidiócesis, ajena a este asunto, de ser necesario, cooperaría con las autoridades civiles cuando éstas así lo requieran”, continuó el comunicado.

Asimismo, subrayó que como Iglesia Arquidiocesana “repudiamos todo tipo maltrato a menores y cooperaremos con las autoridades civiles para erradicar todo acto contra menores. Nuestra política es de cero tolerancia al abuso de menores”.

“Le rogamos se aclare esta noticia, pues nos reiteramos en que el Sr. Carios J. Almodóvar no es un diácono ordenado de la Arquidiócesis de San Juan ni de ninguna otra diócesis en Puerto Rico; que no era diácono como tal, y tampoco ostentó algún ministerio en dicha parroquia”, concluyó el arzobispado.

Etiquetas: Puerto Rico, Iglesia en Puerto Rico, Arquidiócesis de San Juan de Puerto Rico