23 de febrero de 2022 4:27 pm

Anuncian fecha de beatificación de religiosa asesinada por terroristas comunistas

Por Walter Sánchez Silva

María Agustina Rivas López, “Aguchita”. Crédito: Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor

La religiosa peruana María Agustina Rivas López, “Aguchita”, asesinada por odio a la fe por el grupo terrorista comunista Sendero Luminoso en 1990, será beatificada el 7 de mayo de este año, informaron desde la congregación de la futura beata.

La hermana Marlene Acosta, provincial de la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor, a la que perteneció Aguchita, dijo a ACI Prensa que “se le va a beatificar el 7 de mayo”.

Este miércoles 22 de febrero, la hermana Acosta explicó que la Misa de beatificación “se celebrará en La Florida, en la Diócesis de San Ramón”, una localidad ubicada en la región de Junín, en la selva central del Perú.

La religiosa informó que la Misa está programada para las 10:00 a.m. y será presidida por un delegado nombrado por el Papa Francisco.

La hermana Norma Condori, también de la Congregación de Aguchita, dijo a ACI Prensa que el viernes 6 de mayo se realizará una vigilia de oración en la Catedral del Vicariato Apostólico de San Ramón.

La beatificación se celebrará un año después de que el Santo Padre aprobó el decreto que reconoce el martirio de sor “Aguchita”.

La vida de la futura beata

María Agustina Rivas López nació el 13 de junio de 1920 en Coracora, en la región de Ayacucho, en la sierra sur del Perú.

Hizo sus votos en la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor a los 25 años. Realizó su labor misionera durante muchos años en la zona de Barrios Altos, en el centro de Lima. En las noches se ocupaba ordenando su trabajo y rezando. Entre sus intenciones llevaba siempre a los sacerdotes, para que sean siempre fieles.

En 1987 se trasladó a la localidad de La Florida. Eran tiempos de gran violencia a causa de los terroristas de Sendero Luminoso.

El Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso, una de las más sanguinarias organizaciones terroristas del siglo XX, comenzó su ola de violencia en 1980 y causó decenas de miles de muertes en todo el Perú.

En 1992 fue capturado su cabecilla Abimael Guzmán, que se hacía llamar “presidente Gonzalo”. Desde entonces, el grupo terrorista ha perdido la mayor parte de su fuerza bélica y se ha retirado a la región del valle de los ríos Apurímac, Ene y Marañón (VRAEM), en el sur del Perú, vinculada ahora al narcotráfico.

Su lema era “Por el sendero luminoso de Mariátegui”, en referencia a José Carlos Mariátegui, escritor y fundador del Partido Socialista Peruano en la segunda década del siglo XX.

Con frecuencia, miembros del grupo terrorista ingresaban a los pueblos y realizaban “juicios populares”, en los que sus miembros decidían qué habitantes debían ser asesinados.

El 27 de septiembre de 1990, cuando Aguchita tenía 70 años, un grupo de Sendero Luminoso ingresó a La Florida y perpetró varios asesinatos.

En esa ocasión, la lista de los terroristas de Sendero Luminoso tenía seis nombres. Uno de ellos era el de la hermana Luisa. Al no encontrarla, le dijeron a Aguchita que ella tomaría su lugar.

La acusaban de ayudar a los pobres y hablar con los asháninkas, una comunidad nativa que rechazaba a Sendero Luminoso. Una joven de solo 17 años la mató de cinco disparos.

Un año antes, durante un retiro espiritual, Aguchita le había escrito un profético mensaje a su superiora provincial, la hermana Delia. “En cuanto a lo espiritual, estoy a punto de dar pasos gigantescos. Parece que estos serán los últimos días de mi vida”.

“Han pasado los años y me digo a mí misma que el Señor me ha traído aquí para complacerme en mi vejez, antes de morir, en fin, soy arcilla en sus manos”, escribió la futura beata.

Etiquetas: Perú, Papa Francisco, religiosa, terroristas, beatificación, Sendero Luminoso, mártir, beata, Aguchita, Sor María Agustina Rivas