Cargando...

Novena a la Virgen de Lourdes

Hecha la señal de la cruz rezará con devoción el ACTO DE CONTRICIÓN.

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, en quien creo, en quien espero y a quien amo sobre todas las cosas; humildemente postrado ante vuestra divina majestad, os pido me perdonéis todas las ofensas e ingratitudes que he cometido contra Vos. Conozco, Señor, que soy indigno de parecer ante vuestra presencia; por lo cual vengo a Vos por medio de vuestra amantísima Madre, a la que ruego interceda por mí, para alcanzarme el perdón de los pecados que yo de corazón aborrezco, y propongo con vuestra gracia no volver a cometer. Amén.

ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS

¡Oh María Inmaculada, Santísima Virgen de Lourdes! deseando hacer esta novena con la mayor devoción de mi alma, y responder al llamamiento que en persona de la humilde Bernardita, habéis hecho a todos vuestros hijos, me postro a vuestro pies para escuchar con atención vuestra voz, exponeros mis necesidades y solicitar vuestros amorosos cuidados. No me desechéis, Madre mía, a pesar de mi indignidad; atended únicamente al arrepentimiento que tengo por haber afligido vuestro maternal corazón y renovado la pasión de vuestro amantísimo Hijo, acudid en mi ayuda durante esta santa novena, en la cual me propongo purificar mi alma y conseguir por vuestra intercesión el favor especial que solicito de la Divina Majestad y dar gracias a la misma, por todos los beneficios recibidos (y especialmente por el que es motivo de estos obsequios) Amén.

Leer a continuación las lecturas y oraciones del día que corresponda. (Atención: debido a la extensión de esta novena las páginas pueden tardar un poco en cargarse)

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

Inmaculada Señora y Madre mía, por el grande amor que mostrasteis a los hombres, dignándote aparecer en una tosca gruta e instruir a la joven y dichosa Bernardita, os ruego me hagáis merced de alegrar mi corazón con vuestras influencias soberanas. Y así, Señora, como hicisteis brotar en la gruta de Lourdes aquel manantial riquísimo de cristalinas y saludables aguas, para remedio del cuerpo, derramad sobre mi pobre alma las dulcísimas y fértiles aguas de la gracia, que apaguen mi sed por las cosas de la tierra, y limpien mi espíritu para que sea digno de los goces purísimos del cielo. Amén.

Recursos sobre Nuestra Señora de Lourdes:

Las más populares

Videos Youtube

Primer encuentro de voluntarios por la vida 2015
Primer encuentro de voluntarios por la vida 2015
DINAMITA SHOW - VIÑA DEL MAR 2015  (oficial)
Proyectos 2014 y D. Álvaro del Portillo
We Will Sing Live - Brother of two christian victims of ISIS calls in
Who Gets Thanked More Than God At The Oscars?
Report from Ainkawa Mall, Erbil, Iraq
¿Qué pasa el 14M? - Cada Vida Importa
Cardenal Cipriani comenta reforma económica del Vaticano
MENSAJE PARA EL MIERCOLES DE CENIZA
El Padre Pancho, un misionero del fin del mundo
Rafael 3 anos, em tratamento contra um câncer
¿Aún hay esperanza para el amor? Una respuesta con música por San Valentín
Resumen de noticias: Nuevos cardenales y debate sobre el aborto
Mons. Romero nunca estuvo interesado en la teología de la liberación
Bernardita Vial por embarazo inviable: "Estoy asustada (...), pero voy a darlo todo por él"

Católico al día

Suscríbase al podcastPunto de Vista

¿Por qué las adopciones gay no funcionan?

Punto de Vista
Fecha

Suscríbase al podcastEvangelio del día

Mateo 23,1-12

Evangelio
Fecha
03/03/15
02/03/15
01/03/15

Suscríbase al podcastHomilía del día

Mateo 23,1-12

Homilía
Fecha
03/03/15
02/03/15
01/03/15