Beata Prudencia, Virgen
7 de Mayo

Su fama se debe a los milagros que obró después de su muerte. pertenecía a la noble familia milanesa de Casatori. Ingresó en el convento de las ermitañas de San Agustín de su ciudad natal. Pronto fue elevada a superiora del convento de San Marcos de Como, donde logró acabar con las disensiones que dividían a las dos comunidades. No sólo desplegó su celo con sus religiosas, a las que gobernó con gran prudencia, sino que reconstruyó también la iglesia de la Visitación de Como. Llena de años, trabajos y méritos, pasó a recibir la recompensa celestial, después de haber gobernado el convento de Como durante 38 años.

Comentarios