Santoral

Cuál es la función de los ángeles

Selección de citas bíblicas Enrique Pardo Fuster
Recopilada y corregida por José Gálvez Krüger para ACI Prensa

  • Los coros superiores asisten a Dios
  • Cumplidores de los mandatos de Dios
  • Dios beneficia a los hombres por medio de los ángeles
  • Mensajeros de Dios a los hombres
  • Mediadores entre Dios y los hombres
  • Tributar a Dios la gloria que se merece
  • Inspiran a los hombres consejos convenientes
  • Otras funciones
  • Los Coros superiores de los Ángeles asisten y sirven a Dios.

Un texto alusivo es el siguiente: Miles de millares le servían, miríadas de miríadas en pie delante de él (Dan. 7, 10). Aclaración: Los coros superiores de los ángeles contemplan la esencia divina con más claridad y perciben de ella muchos secretos de Dios, acerca de los cuales ilustran a los coros inferiores para que iluminen a los hombres cuando Dios los envía para este fin.

Los Ángeles son héroes poderosos como cumplidores de los mandatos de Dios: Bendecid a Yahvé, todos sus ángeles, héroes potentes, agentes de sus órdenes, en cuanto oís la voz de su palabra (Sal. 103, 20).

Dios hace grandes beneficios a los hombres por medio de los Ángeles: “Y fue enviado Rafael a curar a los dos: a Tobit, para que se le quitarán las manchas blancas de los ojos; (...) y a Sara (...) para entregarla por mujer a Tobías, hijo de Tobit, y librarla de Asmodeo, el demonio malvado” (Tob. 3, 17). “Tobías le dijo -al ángel- : Espérame, joven, que voy a decírselo a mi padre, porque necesito que vengas conmigo” (Tob. 5, 7). “Partió el muchacho en compañía del ángel, y (...) acamparon junto al río Tigris. Bajó el muchacho al río a lavarse los pies, cuando saltó del agua un gran pez que quería devorar el pie del muchacho. Este gritó pero el ángel le dijo: ¡agarra el pez y tenlo bien sujeto! El muchacho se apoderó del pez y lo arrastró a tierra. El ángel añadió: Abre el pez, sácale la hiel, el corazón y el hígado y guárdatelo;...porque...son remedios útiles” (Tob. 6, 2-5). “De pronto se presentó el Ángel del Señor y la celda se llenó de luz. Le dio el ángel a Pedro en el costado, le despertó y le dijo: Levántate aprisa. Y cayeron las cadenas de sus manos” (Hch. 12, 7). “De pronto el ángel le dejó. Pedro volvió en sí y dijo: Ahora me doy cuenta realmente de que el Señor ha enviado su ángel y me ha arrancado de las manos de Herodes y de todo lo que esperaba el pueblo de los judíos (Hch. 12, 10-11).

Los Ángeles son los mensajeros de Dios a los hombres: “La encontró el Ángel de Yahvé junto a una fuente de agua en el desierto...y dijo: Agar, esclava de Saray, ¿de dónde vienes y a dónde vas? Contestó ella: Voy huyendo de la presencia de mi señora Saray. Vuelve a tu señora, le dijo el Ángel de Yahvé, y sometedle a ella” (Gén. 16, 7-9). “Los dos ángeles llegaron a Sodoma por la tarde. Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma. Al verlos, Lot se levantó a su encuentro y postrándose rostro en tierra, dijo: Ea, señores, por favor, desviaos hacia la casa de vuestro siervo. Hacéis noche, os laváis los pies, y de madrugada seguiréis vuestro camino. Ellos dijeron: No; haremos noche en la plaza. Pero tanto porfió con ellos, que al fin se hospedaron en su casa” (Gén. 19, 1-3).Entonces le llamó el Ángel de Yahvé desde los cielos diciendo: ¡Abraham, Abraham» Él dijo: Heme aquí. Dijo el Ángel: No alargues tu mano contra el niño ni le hagas nada, que ahora ya sé que eres temeroso de Dios, ya que no me has negado tu hijo, tu único” (Gén. 22, 11-12). “Yahvé...me juró diciendo: A tu descendencia daré esta tierra, él enviará su Ángel delante de ti, y tomarás de allí mujer para mi hijo” (Gén. 24, 7). Jacob se fue por su camino, y le salieron al encuentro ángeles de Dios (Gén. 32, 2).

Los Ángeles ejercen la función de mediadores entre Dios y los hombres:Y dijo el Ángel de Yahvé: Multiplicaré de tal modo tu descendencia, que por su gran multitud no podrá contarse. Y díjole el Ángel de Yahvé: Mira que has concebido, y darás a luz un hijo, al que llamarás Ismael, porque Yahvé ha oído tu aflicción” (Gén. 16, 10-11). “El Ángel de Dios llamó a Agar desde los cielos y le dijo: ¿Qué te pasa, Agar? No temas, porque Dios ha oído la voz del chico en donde está. ¡Arriba!, levanta al chico y tenle de la mano, porque ha de convertirle en un gran nación” (Gén. 21, 17-18). “Entonces le llamó el Ángel de Yahvé diciendo: ¡Abraham, Abraham! Él dijo: Heme aquí. Dijo el Ángel: No alargues tu mano contra el niño, ni le hagas nada, que ahora ya sé que tú eres temeroso de Dios, ya que no me has negado tu hijo, tu único” (Gén. 22, 11-12). “Y él me dijo: Yahvéh en cuya presencia he andado, enviará su Ángel contigo, y dará éxito a tu viaje, y así tomarás mujer para mi hijo de mi parentela y de la casa de mi padre” (Gén. 24, 40). “Se puso en marcha en Ángel de Yahvéh que iba al frente del ejército de Israel, y pasó a retaguardia” (Ex. 14, 19).He aquí que voy a enviar un ángel delante de ti, para que te guarde en el camino y te conduzca al lugar que te tengo preparado” (Ex. 23, 20). “Clamamos entonces a Yahvé, y escuchó nuestra voz: envió un ángel, y nos sacó de Egipto” (Núm. 20, 16). “He aquí que yo envío a mi mensajero a allanar el camino delante de mí, y enseguida vendrá a su Templo el Señor” (Mal. 3, 1).¿Es que no son todos ellos espíritus servidores con la misión de asistir a los que han de heredar la salvación?” (Hebr. 1, 14).

La misión principal de los ángeles buenos es tributar a Dios la gloria a que se merece y prestarle el servicio de transmitir a los hombres sus revelaciones y mensajes:

a) Tributar a Dios la gloria que se merece: “Bendecid a Yahvé, todos sus ángeles, héroes potentes, agentes de sus órdenes, en cuanto oís la voz de su palabra” (Sal. 103, 20). “¡Alabadle ángeles suyos todos, todas sus huestes, alabadle!” (Sal. 148, 2). “Y se gritaban el uno al otro: Santo, santo, santo, Yahvé Sebaot: llena está toda la tierra de su gloria” (Is. 6, 3). Ángeles del Señor, bendecid al Señor, alabadle, exaltadle eternamente (Dan. 3, 58). Y nuevamente al introducir a su Primogénito en el mundo dice: «Y adórenle todos los ángeles de Dios» (Hebr. 1, 6).Y en la visión oí la voz de una multitud de Ángeles alrededor del trono, de los Seres y de los Ancianos. Su número era miríadas de miríadas y millares de millares, y decían con fuerte voz: «Digno es el Cordero degollado de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría, la fuerza, el honor, la gloria y la alabanza (Apoc. 5, 11-12).

b) Transmitir a los hombres sus revelaciones y mensajes: “Así lo tenía planeado, cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu esposa, porque lo concebido en ella viene del Espíritu Santo...” (Mt. 1, 20). “El Ángel del Señor, se apareció en sueños a José y le dijo: «Levántate, toma contigo al niño y a su madre y huye a Egipto; allí estarás hasta que yo te envíe. Porque Herodes va a buscar al niño para matarle” (Mt. 2, 13). “Muerto Herodes, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José en Egipto y le dijo: Levántate, toma contigo al niño y a su madre, y marcha a tierra de Israel; pues ya han muerto los que buscaban la vida del niño” (Mt. 2, 19-20). “Se le apareció el Ángel del Señor, de pie, a la derecha, se turbó, y el temor se apoderó de él. El ángel dijo: No temas Zacarías, porque tú petición ha sido escuchada; Isabel, tu mujer, te dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Juan” (Lc. 1, 11-13). “El ángel le dijo: no temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús” (Lc. 1, 30). “El ángel les dijo - a los pastores- : No temáis pues os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: os ha nacido hoy en la ciudad de David, un salvador, que es el Cristo Señor” (Lc. 2, 10). “El Ángel del Señor (...) les dijo: Id, ángel en el Templo y decid al pueblo todo lo referente a esta Vida “(Hch. 5, 19-20). “El Ángel del Señor habló a Felipe diciendo: Levántate y marcha hacia el mediodía, por el camino que, por el desierto, baja de Jerusalén a Gaza (Hch. 8, 26). “El Ángel de Dios (...) le decía: Cornelio. Él...le dijo: Él...le dijo: ¿Qué pasa, Señor? Le respondió: Tus oraciones y tus limosnas han subido como memorial ante la presencia de Dios”. (Hch. 10, 3-4). “Le dijo el ángel: Cíñete y cálzate las sandalias. Así lo hizo. Añadió: Ponte el manto y sígueme. Y salió siguiéndole” (Hch. 12, 8-9).

Los Ángeles nos inspiran consejos convenientes y oportunos: Efectos de la custodia angélica. Inspira consejos.La encontró el Ángel de Yahvé junto a una fuente de agua en el desierto -la fuente que haya en el camino el Sur- y dio: Agar, esclava de Saray, ¿de dónde vienes y a dónde vas? Contestó ella: Voy huyendo de la presencia de mi señora Saray. Vuelve a tu señora, le dijo el Ángel de Yahvé, y sométete a ella» (Gén. 16, 7-9).

Los Ángeles desempeñan otras diversas funciones: presentar ante Dios las oraciones de los hombres, presentarle también sus buenas obras, iluminar a los hombres para que obren el bien, luchar contra los enemigos que tientan a los hombres, cuidar de los bienes temporales de los hombres.

a) Presentar ante Dios las oraciones de los hombres. “Otro Ángel vio y se puso ante el altar con un badil de oro. Se le dieron muchos perfumes para que, representando a las oraciones de todos los santos, los ofreciera sobre el altar de oro colocado delante del trono. Y por mano del Ángel subió delante de Dios la humareda de los perfumes que representan a las oraciones de los santos” (Apoc. 8, 3-5).

b) Presentar las obras humanas: “Cuando tú y Sara hacíais oración, era yo el que presentaba y leía ante la Gloria del Señor el memorial de vuestras peticiones. Y lo mismo hacía cuando enterrabas a los muertos” (Tob. 12, 12) “El Ángel de Dios entraba en su casa y le decía: Cornelio. Él le miró fijamente y lleno de espanto dijo: ¿Qué pasa, Señor? Le respondió: «Tus oraciones y tus limosnas han subido como memorial ante la presencia de Dios” (Hch. 10, 4).

c) Iluminar a los hombres para que obren el bien: “El Ángel de Dios entraba en su casa y le decía; Cornelio (...) Ahora envía hombre a Joppe y haz venir a un tal Simón, a quien llaman Pedro (...) Apenas se fue el Ángel que le hablaba” (Hch. 10, 3-7).

d) Luchar contra los enemigos que tientan a los hombres: “Acampa el Ángel de Yahvé en torno a los que temen y los libra” (Sal. 34, 8).” Entonces se entabló una batalla en el cielo: Miguel y sus Ángeles combatieron con la Serpiente. También la Serpiente y sus Ángeles combatieron, pero no prevalieron y no hubo ya en el cielo lugar para ellos” (Apoc. 12, 7-8).

e) Cuidar de los bienes temporales de los hombres. “Partió el muchacho en compañía del Ángel...y acamparon junto al río Tigris. Bajó el muchacho a lavarse los pies cuando saltó del agua un gran pez que quería devorar el pie del muchacho. Éste gritó pero el Ángel le dijo: ¡Agarra el pez y tenlo bien sujeto! El muchacho se apoderó del pez y lo arrastró a tierra. El Ángel añadió: Abre el pez, sácale la hiel, el corazón y el hígado y guárdatelo; y tira los intestinos; porque su hiel, su corazón y su hígado son remedios útiles” (Tob. 5, 2-5).

Comentarios