Tercer Día de la Novena a la Virgen del Huerto

Por la señal de la Santa Cruz… 

Oración Inicial
Bendita seas, Madre del Huerto,
por haber manifestado tu esplendor y belleza
en el muro de un Huerto de Chiávari,
desde donde dispensas tus favores, tanto espirituales como materiales.  

Acudimos a ti, con la más ilimitada confianza, para implorar tu maternal intercesión.
Ayúdanos a que nuestra petición nos sea concedida... (formular la petición)
Madre del Huerto que tuviste tanta influencia con tu Hijo, ruega e intercede por nosotros para obtener las gracias que pedimos, si esa es la voluntad de Dios.
Amén.

Tercer Día: “María, la Servidora del Señor y la visita a su prima Isabel”
Santa María Madre de Dios
Evangelio de san Lucas:
Los magos cuando vieron lo estrello se llenaron de alegría. Y al entrar en la casa, encontraron al niño con María, su madre. … María conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón. 
Cuando pensamos en la Virgen con el niño Jesús en sus brazos, también debemos imagínanos nosotros en los brazos de la Virgen. ¡Qué paz y qué alegría sentimos al acercar nuestro corazón al de la Madre para sentir sus latidos maternales de amparo y protección! María es una Madre siempre pronta a venir en socorro de sus hijos necesitados. Esto lo tenemos confirmado en la historia de la Virgen del Huerto. Esa imagen - que permaneció abandonada por más de cien años – y que fue puesta en evidencia por una aparición, la mañana del 2 de julio de 1610. 
El hecho le ocurre a la mañana temprano a un joven - Sebastián Descalzo de Rupinaro - que iba a su trabajo rezando. Mientras iba pasando cerca del muro del huerto del Capitán, vio una majestuosa figura de mujer vestida de celeste que se dirigía hacia donde estaba la imagen, se detuvo un instante, y desapareció como absorbida por ella. En la aparición figuraba solamente la Virgen María, sin el Niño. Confirmada la aparición del 2 de julio de 1610 por los numerosos milagros que desde entonces se produjeron, se pone manos a la obra para la erección del gran santuario que llegó a su culminación en el año 1633. 
El 8 de septiembre de 1634, la milagrosa Imagen fue entronizada después de una solemne procesión, sobre el trono del altar del nuevo templo.

Oración:
Querida María del Huerto que eres tanto la madre de Jesús a quien amamos, como nuestra, te pedimos con todos los cristia­nos de todos los tiempos: Santa María, Madre de Dios ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén 

Oración final: Acordaos
Acuérdate, Oh piadosísima Virgen María y dulcísima Madre,
María Santísima del Huerto, que jamás se oyó decir que ninguno
de cuantos han acudido a tu amparo, implorando tu protección
y reclamando tu auxilio, haya quedado sin consuelo.
Animado con esta confianza, a Vos también acudo,
Oh María Santísima del Huerto, y gimiendo bajo el peso de mis pecados,
me postro humildemente en presencia de tu imagen,
por cuyo medio tanto deseas favorecernos.
No desprecies mis súplicas, Oh Madre mía, antes bien escúchalas
y acógelas favorablemente. Amén

Letanías

  • Nuestra Señora del Huerto, ruega por nosotros. 
  • San Antonio Gianelli, ruega por nosotros.
  • Beata María Crescencia, ruega por nosotros. 

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Comentarios