Sexto día de la Novena a San Pedro Claver

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

Oración Inicial

Te damos Gracias Oh Dios, que creaste al hombre a tu
imagen y semejanza para que viviera en este mundo como hijo
tuyo, y lo redimiste con la sangre preciosa de tu
Unigénito, para que gozara de Ti para siempre. Te damos
Infinitas gracias por tantos beneficios y por haber dado a
todo el mundo a San Pedro Claver, que tanto contribuyó
con sus fatigas para que los hombres te conocieran y
amaran sinceramente.
Te ofrecemos los méritos de este siervo,
fiel imitador de los ejemplos
de nuestro divino Redentor, y te pedimos que nos concedas
por su intercesión que libres de la esclavitud del pecado nos
preocupemos en tu servicio y en la práctica de las virtudes
cristianas, a fin de que dando testimonio de ti con el amor,
la misericordia y el servicio a los demás, podamos algún día
con todos tus hijos fieles, gozar de ti en el cielo y alabarte
eternamente. Amen.

CONOCIENDO SU HISTORIA

Caricias de padre
Existen relaciones de la época escalofriantes de estos
desembarcos, incluso de mano del propio santo: “Echamos
manteos fuera y fuimos a traer de otra bodega tablas y
entablamos aquel lugar y trajimos en brazos los muy
enfermos, rompiendo por los demás. Juntamos los
enfermos en dos ruedas, la una tomó mi compañero con el
intérprete, apartados de la otra que yo tomé. Entre ellos
había dos muriéndose, ya fríos y sin pulso. Tomamos una
teja de brasas, y puesta en medio de la rueda, junto a los
que estaban muriendo, y sacando varios olores, de que
llevábamos dos bolsas llenas, que se gastaron en esta
ocasión, y les dimos un sahumerio, poniéndole encima de
ellos nuestros manteos, que otra cosa ni la tienen encima,
ni hay que perder tiempo en pedirla a sus amos, cobraron
calor y nuevos espíritus vitales, el rostro muy alegre, los
ojos abiertos y mirándonos”.

“De esta manera les estuvimos hablando, no con lengua,
sino con manos y obras que como vienen tan persuadidos
de que los traen para comerlos, hablarles de otra manera
fuera sin provecho. Nos sentábamos o arrodillabámos junto
a ellos, y les lavamos los rostros y vientres con vino, y
alegrándolos, y acariciando mi compañero a los suyos, y yo
a los míos, les comenzamos a poner delante cuantos
motivos naturales hay para alegrar un enfermo”. También
para la catequesis seguía el método del padre Sandoval,
explicándoles la doctrina cristiana a través de cuadros muy
vivos y la ayuda de intérpretes escalonados en medio de
una atmósfera irrespirable. Cuando sentía repugnancia,
besaba las llagas de los esclavos y finalmente los
bautizaba, en contra de lo que hacían algunos religiosos
cuando los bozales eran cazados en África, que bautizaban
en masa con un simple riego.

Sexto día: La solidaridad

Ver: Vivimos en un mundo globalizado, en donde la
solidaridad cada vez va perdiendo mas su fuerza en el
corazón de la gente y ésta se sale de sus prioridades
puesto que los seres humanos somos cada vez mas
egoístas, fríos, competitivos, individualistas y ambiciosos lo
que nos impide pensar en los demás y no nos importa el
pasar sobre cualquier persona con el fin de lograr nuestros
objetivos sin tener en cuenta el dolor ajeno o la dura
realidad en que viven muchas personas que también hacen
parte de nuestro mundo.

Lucas 3,10-14
Entonces le preguntaba la multitud: ¿Qué debemos hacer?
Les respondía: El que tenga dos túnicas dé una al que no
tiene; otro tanto el que tenga comida. Fueron también
algunos recaudadores de impuestos a bautizarse y le
preguntaban: Maestro ¿Qué debemos hacer? Él les
contestó: No exijan más de lo que está ordenado. También
los soldados le preguntaban: y nosotros ¿Qué debemos
hacer? Les contestó: No maltraten ni denuncien a nadie y
conténtense con su sueldo. Palabra del Señor.

Entregarle algo a alguien es muy fácil cuando no nos cuesta
o cuando nos sobra, pero entregar lo único que tenemos: la
vida, eso sí que no lo hace cualquiera. Pues bien, San
Pedro Claver es contemplado hoy como el modelo de
entrega: por sus negros, por el bienestar, porque ha sido
capaz de donar su vida, su corporeidad, su ser a unas
personas que eran consideradas como animales en aquella
época; así viendo a los otros sonreír, desde su entrega él es
feliz.
¿Qué ejemplo de solidaridad he podido descubrir en la
vida?, ¿me ha servido para algo?
Actuar: Compartir un mercado con un necesitado de
mi barrio.

Rezar Padre nuestro, Ave María y Gloria.

GOZOS

Oh San Pedro Claver intercede por nosotros sedientos de Dios.
En tus manos nos abandonamos con anhelos de liberación.
A ti San Pedro Claver patrono de los esclavos,
nos encomendamos en tus santas manos,
que al ver tú llegar la esclavitud a nuestras vidas
nos socorras siempre presto a salvar nuestras familias.
Oh San Pedro Claver intercede por nosotros sedientos de Dios.
En tus manos nos abandonamos con anhelos de liberación.
Esclavo de los esclavos, es el título que te dan
a ti San Pedro Claver, todo un santo de verdad.
Pues fuiste a Cartagena, no precisamente a pasear, sino a ver aquellos negros
que Dios te había de encomendar.
Oh San Pedro Claver intercede por nosotros sedientos de Dios.
En tus manos nos abandonamos con anhelos de liberación.
Quizás no te podamos definir San Pedro, en un sólo valor:
humildad coraje y valentía los llevas en el corazón
!Eso sí, está claro¡ te los dió Dios, nuestro Señor.
Oh San Pedro Claver intercede por nosotros sedientos de Dios.
En tus manos nos abandonamos con anhelos de liberación.
A los esclavos te presentaste y a ellos quizás asustaste,
porque no habían conocido
tanto amor en cualquier parte
a ti Santo milagroso, santo de la humildad
hoy y siempre te pedimos que nos ayudes cada día más.
Oh San Pedro Claver intercede por nosotros sedientos de Dios.
En tus manos nos abandonamos con anhelos de liberación.
Tuvistes muchos enemigos, humillaciones y obstáculos, pues trabajabas de corazón
y no hacías espectáculos.
Tu misión no tiene fronteras ni tampoco color
pues sabes que todos somos la gran familia de Dios.
Oh San Pedro Claver intercede por nosotros sedientos de Dios.
En tus manos nos abandonamos con anhelos de liberación.

Oración Final

Oh. Dios, que con el fin de llevar el evangelio a los esclavos
Negros, dotaste a San Pedro Claver de admirable amor
y paciencia; concédenos por su intercesión y ejemplo,
que superemos todas las discriminaciones sociales,
y amemos a todos los hombres con sincero corazón.
Por Jesucristo nuestro Señor…
Amen

 

Comentarios