Quinto Día de la Novena a Santa Eduviges

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Plegaria introductoria:
Prepara nuestros corazones, Señor, para este rato de oración. Celebramos con gozo a santa Eduvigis. Ella te amó y fue fiel al Evangelio. Vivió intensamente el seguimiento de Jesús, y le dedicó toda su vida. Ella es modelo para todos los cristianos.  

Lecturas y meditaciones diarias:

Quinto día
Muchas veces rezamos a los santos, de carretilla; sin pensar realmente qué decimos. ¿Te has parado a meditar lo que dices en el Padrenuestro? ¿Has intentado hablar con Dios a través de tus propias palabras? Un conocido teólogo escribió que "Los santos, muchas veces, al rezar tartamudeaban. Este tartamudeo es más agradable a Dios que las frases retóricas, por más bellas y brillantes que puedan ser".
A menudo nos cuesta pedir disculpas a nuestros amigos, compañeros... por un mal acto que hemos cometido. Pedir perdón por una mala acción es la forma más poderosa de demostrar nuestra humildad y honestidad. Sería interesante que hoy recordaras a aquellas personas con las cuales mantienes una enemistad por culpa tuya. Reconcíliate con ellos con palabras fáciles y honestas y si hace falta ¡tartamudea! Santa Eduvigis está contigo, no temas. Hay una frase increíble que te ayudará a pensar: "El perdón de las flores es tan bonito que llegan incluso a perfumar a aquél que las aplasta con la mano"(Anónimo).

Una fábula para meditar:
Dice una fábula persa que un día, un caminante halló un trozo de barro tan aromático, que su perfume llenaba toda la casa.
-¿Qué eres tú? - le preguntó el caminante-. ¿Eres alguna gema de Samarcanda, o algún nardo disfrazado o alguna mercancía preciosa?
-No. No soy más que un trozo de barro.
-Entonces, ¿cómo tienes este aroma tan maravilloso?

-Amigo, te voy a revelar un secreto: He estado viviendo junto a una rosa.

Oración:
Oremos unidos con santa Eduvigis, a Jesús, nuestro Señor.
1. Para que aprendamos a sembrar a nuestro alrededor amor, esperanza, generosidad y espíritu de servicio. Tener más estima de nuestros abuelos, nuestros padres y hermanos. Señor, ten piedad.
2. Para que los pobres, los enfermos, los que se encuentran solos, los que han perdido la esperanza, se sientan confortados por la fuerza de Dios y por nuestra ayuda. Señor, ten piedad.
3. Para que en el mundo crezca la paz y la justicia, y se acaben las opresiones, las desigualdades, las guerras, el hambre. Señor, ten piedad.
4. Para que el ejemplo de Eduvigis sirva a muchos conocer el gran mensaje de Jesucristo y sigan su gran mensaje que da vida y esperanza a la humanidad.
5. Petición libre (Aquí haces la petición que quieres)

Padre nuestro...
Acabemos nuestro encuentro de oración invocando juntos a santa Eduvigis para que vele por nosotros e interceda ante Dios para (decir la necesidad personal) y nos ayude también a ser más cristianos.
Santa Eduvigis, fiel amiga y seguidora de Jesucristo, trabajadora de la viña del Evangelio. Hoy te invocamos con toda confianza, porque eres compañera nuestra en el camino de la fe. Tú que vives ya por siempre en el gozo del Reino de Dios, vela por nosotros, protégenos, danos generosidad y coraje, ayúdanos a ser cada día más cristianos. Santa Eduvigis, ruega por nosotros. Amén.

El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna. Amén.

Comentarios