¿Quieres ser una persona justa? - Comentario del Evangelio 18 diciembre 2016

Evangelio Mateo 1:18-24

18 La generación de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo.
19 Su marido José, como era justo y no quería ponerla en evidencia, resolvió repudiarla en secreto.
20 Así lo tenía planeado, cuando el Angel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo.
21 Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.»
22 Todo esto sucedió para que se cumpliese el oráculo del Señor por medio del profeta:
23 Ved que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: «Dios con nosotros.»
24 Despertado José del sueño, hizo como el Angel del Señor le había mandado, y tomó consigo a su mujer.

Meditación

Podríamos preguntarnos porqué decimos que San José era una persona justa, si no cumple la ley. Además cualquiera hubiera pensado, me ha traicionado, merece un castigo así. Es justo. Sin embargo San José no era un mero cumplidor de leyes, sino que también era una persona compasiva. Porque justicia, sin misericordia, en realidad es venganza y no ayuda a salir adelante a nadie, sino que hunde.  Y creo que eso nos ayuda a entender quién es una persona justa. Es aquél que no solamente se esconde detrás del cumplimiento externo de leyes y mandatos sino el que ante todo quiere seguir a Dios. Porque en el fondo, el justo, es el santo.

Así se convierte en modelo para todos aquellos que son padres de familia, jefes del hogar. Están invitados a ser hombres justos, es decir, que amen profundamente a Dios y sus mandatos y al mismo tiempo que sean compasivos y misericordiosos con los demás. Sólo así guiamos a los demás hacia el bien. (Anímate a escuchar el comentario completo en el video que está a continuación...)

Comentarios