El Cristiano y la Sociedad

El hombre es un ser social por naturaleza. La persona humana necesita la vida social, porque nadie es autosuficiente. Por eso, tenemos la tendencia natural que nos impulsa a asociarnos, con el fin de alcanzar objetivos que exceden las capacidades individuales. La familia y la ciudad son sociedades que directamente corresponden a la naturaleza del hombre, y otras acciones con fines económicos, culturales, deportivos, etc.; expresan también la necesidad del hombre a vivir en sociedad.

Toda sociedad debe tener su autoridad, para que tenga unidad y para asegurar, en lo posible, el bien común de la misma sociedad; bien que también está relacionado con el de otras sociedades y con el bien común de toda la sociedad humana.

El fin último de la sociedad es la persona humana, y por esto la justicia social sólo puede ser conseguida si tiene el debido respeto a la dignidad transcendente del hombre, creado por Dios a su imagen y semejanza, con un alma racional y con un fin supremo, que es la gloria del Cielo.

La igualdad en la dignidad y las diferencias entre los hombres reclaman la fraternidad, el servicio, la solidaridad humana y la caridad sobrenatural, como expresiones concretas de la reconciliación traída por el Señor Jesús.

¿El hombre es sociable por naturaleza?

Si, el hombre es social por naturaleza, y no autosuficiente.

¿Cuál es el principio, el sujeto y el fin de todas las instituciones sociales?

El principio, el sujeto y el fin de todas las instituciones sociales es y debe ser la persona humana.

¿Debe haber una autoridad en la comunidad humana?

Toda comunidad humana necesita una autoridad para mantenerse y desarrollarse. La comunidad política y la autoridad pública se fundan en la naturaleza humana y por ello pertenece al orden querido por Dios.

¿Cuándo se ejerce la autoridad de manera legítima?

La autoridad se ejerce de manera legítima si busca el bien común de la sociedad. Para alcanzarlo debe emplear medios moralmente legítimos.

¿Qué es el bien común?

El bien común es el conjunto de aquellas condiciones de la vida social que permiten a los grupos y a cada uno de sus miembros conseguir más plena y fácilmente su perfección.

¿Cuáles son los elementos esenciales que comporta el bien común?

El bien común comporta tres elementos esenciales: el respeto y la promoción de los derechos fundamentales de la persona, la prosperidad o el desarrollo de los bienes espirituales y temporales de la sociedad, la paz y la seguridad del grupo y de sus miembros.

¿De qué manera la sociedad asegura la justicia social?

La sociedad asegura la justicia social procurando las condiciones que permitan a las asociaciones y a los individuos obtener lo que le es debido.

¿Tienen todos los hombres la misma dignidad?

Sí, todos los hombres tienen la misma dignidad, porque todos han sido creados por Dios a su imagen y semejanza; todos tienen un alma racional e inmortal, han sido reconciliados por Cristo y están llamados a la bienaventuranza eterna del cielo.

¿Qué es la solidaridad?

La solidaridad es una virtud eminentemente cristiana que lleva a los hombres a comunicarse los bienes espirituales y materiales para ayudarse entre ellos.

 

Comentarios

El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

Libros del padre José Antonio Fortea
El blog de Mons. José Gómez