4. El Cristiano y la Oración: