31 de mayo de 2018 1:30 pm

Violencia en Nicaragua deja al menos 11 muertos: Obispos condenan agresión del gobierno

Redacción ACI Prensa

Foto referencial: Pixabay dominio público
Foto referencial: Pixabay dominio público

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) condenaron enérgicamente la violencia perpetrada por grupos armados afines al gobierno que dejó al menos 11 muertos durante las protestas realizadas entre ayer y hoy en el país centroamericano.

“Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua hemos vivido con profundo dolor los acontecimientos violentos perpetrados la noche de ayer por grupos armados afines al gobierno contra la población civil”, afirman los prelados en un comunicado con fecha 31 de mayo.

“Condenamos enérgicamente todos estos hechos violentos en contra del ejercicio de la libre manifestación pacífica y rechazamos absolutamente esa agresión organizada y sistemática en contra del pueblo, la cual ha dejado decenas de heridos y algunas personas muertas”, prosiguen.

Al menos 11 muertos y decenas de heridas fue el saldo de los ataques contra las manifestaciones en oposición al Gobierno del presidente Daniel Ortega, informó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Según la agencia Efe, decenas de miles de nicaragüenses se unieron al luto de al menos 83 madres que perdieron a sus hijos por la represión del régimen de Ortega contra los manifestantes, en la denominada “madre de todas las marchas”, que concluyó ayer con un tiroteo.

Los obispos dijeron al respecto que no pueden “seguir permitiendo esta violencia inhumana” y precisaron que “no se puede reanudar la mesa del Diálogo Nacional mientras al pueblo de Nicaragua se le siga negando el derecho a manifestarse libremente y continúe reprimido y asesinado”.

Los obispos se ofrecieron como mediadores del diálogo entre los representantes de la sociedad civil y el gobierno, conversaciones que ya se estaban realizando en el auditorio del Seminario Nuestra Señora de Fátima en Managua.

“En este momento en que la historia de nuestro país sigue siendo manchada de sangre, clamamos a Jesús Crucificado, quien al resucitar de entre los muertos venció el mal y la muerte con la fuerza de su infinito amor”, dicen luego los prelados.

“Que María, la Virgen dolorosa, cuyo corazón fue traspasado por una espada ante el dolor de su Hijo en la Cruz, consuele a tantas madres nicaragüenses que sufren por el asesinato de sus hijos y vele con su amor maternal por todo nuestro pueblo”, concluyeron.

Nicaragua pasa por una grave crisis social y política que ha dejado al menos 76 muertos desde el 18 de abril. Algunas instituciones hablan de 85, una cifra en la que no están incluidos los últimos 11.

La mayoría de las víctimas son universitarios y civiles. Las protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega comenzaron en abril por una fallida reforma de la seguridad social, y se agravaron tras los asesinatos en las manifestaciones de protesta contra el régimen.

Etiquetas: crisis, violencia, Nicaragua, Obispos de Nicaragua

Comentarios