11 de setiembre de 2011 - 12:39 PM

Violencia contra niños y no nacidos es síntoma de sociedad enferma

Redacción ACI Prensa

Violencia contra niños y no nacidos es síntoma de sociedad enferma

La Conferencia Episcopal de Costa Rica (CECR), llamó el 8 de septiembre viernes a la población a recuperar el respeto a la dignidad humana de los niños y los no nacidos, porque la violencia que hay contra ellos y la falta de respeto a su derecho a la vida desde la concepción es "la manifestación de una sociedad enferma".

"La verdadera medida de grandeza de una sociedad es aquella con la que reconoce y protege la dignidad y los derechos humanos y asegura el bienestar de todos sus miembros, especialmente los niños y las niñas", afirmaron los obispos en su

mensaje por el Día del Niño y de la Niña.

En ese sentido, exhortaron a las autoridades a combatir la pobreza

desde la infancia, porque la falta de educación, alimentación, vivienda, entre otras, comprometen el desarrollo de los menores "y pueden tener secuelas para el resto de sus vidas".

"Las políticas sociales y de combate a la pobreza deben lograr identificar la situación de cada niño y cada niña en situación de vulnerabilidad, principalmente las de índole socioeconómica, de salud física y mental, educativa y nutricional, de acuerdo con un índice creado para tal efecto", afirmaron.

La CECR también se dirigió a los medios de comunicación y les solicitó revisar sus programaciones "a la luz del derecho superior del niño y de la niña, para adecuarlos a la educación y promoción de los valores", evitando los contenidos violentos, de consumismo irresponsable y "con una concepción de la sexualidad deshumanizada".

Los obispos también recordaron la importancia de fortalecer la familia, pues aunque "una pareja unida en matrimonio, no precisamente garantiza una funcionalidad familiar, la falta de compromiso a largo plazo, legalmente contraído, hace frágil el papel de los padres y las madres para hacer del desarrollo de sus hijos e hijas un verdadero proyecto compartido".

"Este riesgo se acentúa en el caso de los hogares monoparentales en los que nacen tantos niños y niñas en nuestro país", señalaron.

El Episcopado invitó a los católicos a "seguir integrando esfuerzos que se traduzcan en una sistemática pastoral integral de la infancia, que abarque tanto la educación en la fe de nuestros niños y su encuentro con Dios, como su promoción humana y la articulación de esfuerzos con las entidades públicas y privadas que trabajan por el pleno desarrollo humano de la población infantil".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios