14 de octubre de 2016 11:29 am

[FOTOS] Viernes de Misericordia: Papa visita niños de Aldea Infantil y cardenal anciano

POR MIGUEL PÉREZ PICHEL | ACI Prensa

El Papa Francisco visita un Aldea Infantil por el Viernes de Misericordia / Foto: L'Osservatore Romano
El Papa Francisco visita un Aldea Infantil por el Viernes de Misericordia / Foto: L'Osservatore Romano

En el marco de los Viernes de Misericordia, celebrados con motivo del presente Año Jubilar, el Papa Francisco visitó la Aldea Infantil SOS situada en el barrio romano de Boccea. Francisco conversó con los niños y niñas residentes en el centro de acogida, donde viven huérfanos y menores de edad con dificultades personales, familiares o sociales.

Acompañados por el personal del centro, los niños llevaron al Papa a recorrer las zonas verdes de la Aldea Infantil, el campo de fútbol y el pequeño parque de juegos. Después, le enseñaron sus habitaciones y sus juguetes. El Santo Padre pudo conversar y merendar junto a ellos.

Las Aldeas Infantiles SOS nacieron en Austria en 1949. Su fundador, Herman Gmeiner, un joven estudiante de medicina, se sintió profundamente conmocionado por los cientos de niños que se quedaron sin padres como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial.

Decidió, entonces, abrir la primera Aldea Infantil SOS, un centro de acogida con un modelo de atención innovador que proporcionaba a los niños una familia verdadera y una vida lo más normalizada posible. Se trataba de un modelo que contrastaba fuertemente con el sistema de orfanatos imperante en el momento.

La Aldea Infantil de Boccea se compone de cinco casas, habitada cada una por un máximo de seis niños o niñas tutelados por una “Madre SOS”. El modelo educativo está pensado de tal modo que facilita el seguimiento y apoyo a los niños durante su crecimiento como personas. Se les acompaña, como si se tratara de una familia real, en todas las etapas de su desarrollo y se les ofrece todos los mecanismos para una exitosa integración en la sociedad.

Los menores acuden a la escuela acompañados, frecuentan la parroquia y hacen deporte. Los profesionales, residentes, no residentes y voluntarios que trabajan en el centro siguen a los niños durante un período de varios años. Contribuyen así a crear unas relaciones humanas estables que les permite recuperar una adecuada autonomía.

En la Aldea Infantil, además, están presentes algunos chicos de más edad, que han decidido residir cerca del centro para continuar recibiendo apoyo y tener un punto de referencia, además de para ayudar en las actividades diarias.

El Papa Francisco realiza desde enero de 2016 los Viernes de Misericordia. Durante este tiempo ha visitado un hogar para ancianos y pacientes en estado vegetativo, una comunidad de tóxico dependientes en Castel Gandolfo o un centro de acogida para refugiados en Castelnuovo di Porto.

Asimismo, visitó a los refugiados de la isla griega de Lesbos, a la comunidad de “Il Chicco” de las afueras de Roma y a los pacientes de un hogar que atiende a personas con discapacidad mental. Recientemente, acudió a dos comunidades de sacerdotes, una conformada por sacerdotes jóvenes y otra por sacerdotes ancianos.

Especialmente emotivo fue el Viernes de Misericordia del 29 de julio, durante su presencia en Polonia para la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia. En aquella ocasión acudió a orar en silencio ante los barracones del campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, y posteriormente visitó a los niños enfermos del hospital pediátrico de Cracovia.

También te puede interesar:

Etiquetas: Niños, Papa Francisco, Viernes de misericordia

Comentarios