12 de julio de 2018 8:29 am | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 12 de julio de 2018 8:30 am

Vaticano denuncia las precarias condiciones de trabajo que sufren los pescadores

Redacción ACI Prensa

Pescador / Foto: Flickr Mazuu (CC-BY-NC-ND-2.0)
Pescador / Foto: Flickr Mazuu (CC-BY-NC-ND-2.0)

El Observador Permanente de la Santa Sede ante la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Mons. Fernando Chica, denunció las precarias condiciones de trabajo que sufren los pescadores en todo el mundo y pidió implementar medidas adecuadas para acabar con ello.

El representante del Vaticano participa del 9 al 13 de julio en las reuniones del Comité de Pesca que se desarrollan estos días en Roma y durante su intervención pidió no olvidar nunca “que la dimensión económica, con todos sus beneficios, nunca debe eclipsar la dimensión humana, que también es vital para garantizar un desarrollo compatible con la protección de medio ambiente, en beneficio de las generaciones presentes y futuras”.

“Es fundamental, por tanto, que redescubramos la sabiduría que nos permite considerar la pesca como un recurso importante y precioso para el futuro de la familia humana”, dijo para reconocer a continuación que “el camino no será fácil”.

El Observador Permanente expuso que “para resolver las situaciones relacionadas con la explotación excesiva de los recursos pesqueros y la falta de coordinación en el área, es necesario implementar las diversas disposiciones contenidas en numerosas convenciones que regulan el sector de la pesca”.

“Lamentablemente, también somos muy conscientes de informes relacionados con la explotación de los pescadores, cuyo trabajo es a menudo precario, en muchos casos forzado, donde algunos incluso se han convertido en víctimas de la trata de personas”. Indicó que tal conocimiento debe llevar a reflexionar “sobre las actividades de nuestros gobiernos, organizaciones intergubernamentales o sociedad civil organizaciones”.

A su vez, denunció que “hay trabajadores en el sector pesquero que son reclutados fraudulentamente a través de intermediarios y agentes sin escrúpulos”. “Viven en condiciones verdaderamente inhumanas, lejos de sus familias durante un largo tiempo, en constante y trabajo peligroso, con contratos falsos o como peones de sus empleadores. Hay casos conocidos de gran crueldad, que son causa de amarga tristeza”.

Sobre la posición de la Santa Sede al respecto, afirmó que hay que poner en marcha “medidas efectivas e iniciativas relevantes para monitorear, identificar y salvar a los pescadores que son víctimas de la trata y son inhumanos y degradantes tratamiento”.

Etiquetas: Vaticano, FAO, alimentación, pesca

Comentarios