27 de mayo de 2012 - 12:31 PM

Vaticano defiende salud equitativa para todo el planeta

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Mons. Zygmunt Zimowski.
Mons. Zygmunt Zimowski.

El presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Agentes Sanitarios, Mons. Zygmunt Zimowski, llamó a una mayor solidaridad de ayuda sanitaria con todos los habitantes del planeta, especialmente los más pobres, al representar al Vaticano ante la 65ª Asamblea Mundial la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La asamblea comenzó en Ginebra el pasado lunes 21 y se extenderá hasta el 26 de mayo. Durante la semana, los delegados miembros, examinarán una novedosa

resolución para alcanzar la cobertura sanitaria universal y repasaran los objetivos conseguidos en las últimas décadas.

Durante su intervención, Mons. Zimowski

reiteró que los países con rentas más bajas necesitan del apoyo del mundo desarrollado, y exigió "una mayor solidaridad y empeño en la ayuda al desarrollo global de la salud".

Dentro de esta perspectiva, el Papa Benedicto XVI insta a los estados económicamente más desarrollados "a hacer lo posible por destinar mayores porcentajes de su producto interior bruto para ayudas al desarrollo, respetando los compromisos que se han tomado sobre este punto en el ámbito de la comunidad internacional", señaló Mons. Zimowski.

El Prelado indicó que la Iglesia Católica actúa activamente para una equidad sanitaria a nivel planetario, ayudando con más de 120 mil instituciones sociales y sanitarias en los países menos desarrollados económicamente.

Estas organizaciones "se basan en la fe y los institutos sanitarios de la Iglesia, inspirados por la caridad, forman parte de estas fuerzas vivas que obran en el ámbito de la salud", y "ofrecen, muchas veces, servicios en áreas remotas y en favor de la población rural de renta baja, permitiéndoles de este modo que accedan a esos servicios que de lo contrario estarían fuera de su alcance", recordó.

Amparados en la solidaridad, "creemos que el gran esfuerzo que estas organizaciones e instituciones realizan a fin de contribuir al acceso universal, merece el reconocimiento y el sostén tanto de los gobiernos como de la comunidad internacional; sin querer obligarles a participar en acciones moralmente inaceptables", recordó.

Mons.

Zimowski animó a los diferentes estados a apoyar la cobertura universal y el acceso a los servicios sanitarios a todos los ciudadanos del mundo, y consideró como un deber moral de la comunidad internacional el perseguir los servicios sanitarios de todo el planeta sin atender a sus dificultades económicas.

"Como ha subrayado el Papa Benedicto XVI, también en el campo de la salud, parte integrante de la existencia de cada persona y del bien común, es importante instaurar una verdadera justicia distributiva que garantice tratamientos adecuados a todos, basándose en las necesidades objetivas. Por consiguiente, el mundo de la salud no puede eludir las reglas morales que deben gobernarlo para que no llegue a ser inhumano", dijo.

"No obstante los progresos realizados en algunos países, mucho camino nos separa aún de esta meta. Por tanto, es necesario mayor empeño a todo nivel para asegurar que el derecho a la salud sea efectivo, promoviendo el acceso a los servicios sanitarios básicos", añadió.

En esta perspectiva, la autoridad vaticana

propuso como punto de referencia el Fórum celebrado el pasado 2 de abril en México, dedicado a la Cobertura Sanitaria Universal, y donde se observó que especialmente, que aquellos países con economías emergentes, se están moviendo hacia una cobertura global de las necesidades de salud.

"Esto es muy alentador, y los resultados que se lograron en esas naciones no son simplemente el fruto de recursos financieros sino, como se ha puesto de relieve, una salud mejor para un número mayor de sus ciudadanos que fue garantizada por buenas políticas que promueven la equidad".

Finalmente, subrayó que el progreso hacia una salud universal no puede reservarse solamente a la competencia del estado, sino que requiere el apoyo de la sociedad civil y de las diversas realidades comunitarias.

En este sentido, los estados deben "generosamente reconocer y apoyar, de acuerdo con el principio de subsidiaridad, las iniciativas que surgen de las diversas fuerzas sociales y que unen la espontaneidad con la cercanía a los hombres necesitados de auxilio", concluyó.

Etiquetas: solidaridad

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios