15 de setiembre de 2020 - 9:45 AM

Valle de los Caídos sería cementerio civil y podrían expulsar a monjes benedictinos

Redacción ACI Prensa

Valle de los Caídos. Crédito: Sebastián Dubiel / Wikipedia CC-BY-SA-3.0-DE
Valle de los Caídos. Crédito: Sebastián Dubiel / Wikipedia CC-BY-SA-3.0-DE

El Consejo de Ministros de España aprobó este martes el anteproyecto de ley de Memoria Histórica, que cambiaría el nombre de la norma por el de “Memoria Democrática” y prevé incluir multas de hasta 100 mil euros para quienes la vulneren. 

En 2007, el entonces presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, aprobó la ley de Memoria Histórica y ahora, el gobierno socialista de Pedro Sánchez la ha actualizado.

Entre los puntos más relevantes del anteproyecto se encuentra que el Gobierno busca convertir el Valle de los Caídos en un lugar de “memoria pedagógica democrática”, por lo que procederían a una “resignificación” del lugar.

El Gobierno pretende que el Valle de los Caídos deje de ser “un monumento de exaltación a los vencedores de la Guerra Civil” y pase a ser un “cementerio civil” en el que “las 30 mil víctimas [enterradas allí] de los dos bandos tengan paz y respeto”.

Este cementerio civil estaría bajo la custodia de Patrimonio Nacional y no por la Fundación de la Santa Cruz, de la orden benedictina que habita y tiene a su cargo la abadía del Valle.

Además se extinguirá la Fundación de la Santa Cruz, lo que podría significar la salida de los benedictinos del Valle de los Caídos, pero este es un punto que aún no está decidido. 

En el Valle de los Caídos están enterrados más de 33.800 personas, tanto del bando republicano como del nacional, que fueron llevados sin el consentimiento de sus familiares, por lo que se prevé la creación de un protocolo de exhumación para estos restos. 

Ley de Memoria histórica

La Ley de Memoria Histórica fue aprobada en 2007, durante el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y establece una serie de medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil española y la posterior dictadura de Francisco Franco.

Entre esas medidas se prevé la retirada de monumentos, símbolos o nombres de lugares públicos relacionados con la Guerra Civil y la dictadura. Sin embargo, varios expertos la consideran una ley controvertida porque no favorece la reconciliación de los españoles.

Los monumentos de la Iglesia Católica quedan fuera de la aplicación de esta ley; sin embargo esto no ha sido respetado en ocasiones y se han retirado tanto cruces como nombres de calles relacionados con órdenes religiosas.

Valle de los Caídos

El Valle de los Caídos se construyó entre 1940 y 1958 como mausoleo de quienes lucharon en la Guerra Civil española. Es un complejo arquitectónico en donde se encuentra una abadía benedictina, que cuenta con una cruz, una escalinata, una explanada y una basílica.

Francisco Franco fue enterrado allí tras su muerte en 1975, así como José Antonio Primo de Rivera, creador de la Falange, el partido político con el que el dictador sustentó su régimen. Junto a ellos también reposan los cuerpos de casi 34 mil combatientes de la Guerra Civil de ambos bandos.

Se trata de un monumento controvertido, porque para sus detractores es un recuerdo del régimen franquista y la exaltación de la memoria de Franco.

En octubre de 2019 los restos de Francisco Franco fueron exhumados del Valle de los Caídos y trasladados en helicóptero al cementerio de Mingorrubio, Madrid. 

Etiquetas: Guerra Civil Española, guerra civil, cementerios, ley de memoria histórica

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios