1 de mayo de 2015 10:29 am

Uruguay fue el primer país en reconocer genocidio armenio, dice Cardenal

Redacción ACI Prensa

Monumento por el Genocidio Armenio / Crédito: Flickr Z@doune (CC-BY-2.0)
Monumento por el Genocidio Armenio / Crédito: Flickr [email protected] (CC-BY-2.0)

El Arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla, elogió la valentía del Papa Francisco, llamó a sus compatriotas a no callar su voz ante la matanza de cristianos y recordó que Uruguay fue el primer país que reconoció el genocidio armenio, la masacre en 1915 de un millón y medio de personas a manos del imperio otomano, la actual Turquía, algo que este país no admite hasta ahora.

En una reciente celebración, el Cardenal que Uruguay “hace 50 años tuvo la valentía de ser la primera nación que por una ley votada en ambas cámaras y promulgada por el Presidente del Consejo Nacional de Gobierno, doctor Washington Beltrán, declaró la gran matanza de armenios como genocidio y el 24 de abril como día de conmemoración”.

En la Catedral de Montevideo y ante diversos miembros del gobierno, líderes de otras religiones y de la comunidad armenia, el Cardenal Sturla destacó la actitud del Santo Padre de llamar por su nombre al genocidio de los armenios, algo que es un “acto valiente cuando otros, por estrategia, no lo hicieron”.

Por ello, llamó a estar atentos “porque la verdad no se puede decir a medias” y subrayó que “hoy Uruguay está invitado también a no callar su voz frente a los dolores que suceden a otros hermanos nuestros”.  

El Purpurado recordó luego al Obispo armenio católico, Mons. Ignacio Maloyan: “este pastor intrépido fue a la muerte con su rebaño, inspirando a todos un coraje heroico y una fuerza de alma inquebrantable. Cuando les pidieron a él y a los sacerdotes que lo acompañaban renegar de la fe para salvar la vida, todos repitieron: ‘Moriremos, pero moriremos por Jesucristo’”. 

“Patria y religión, fe y nación están indisolublemente unidos para el pueblo armenio”, señaló el Cardenal quien recordó que “el pueblo armenio es el primer pueblo de la historia que se convierte masivamente al cristianismo. Desde entonces armenidad y cristianismo forman una unidad. Esta unidad, que quizás a nosotros se nos hace difícil comprender, es parte de la realidad de distintos pueblos, donde el cristianismo fue forjador de la misma identidad de la nación”. 

El Cardenal Sturla contó luego que tenía puesto “un solideo que perteneció al Cardenal Agagianian y que el P. Antonio Ketchedjian me regaló proféticamente hace unos años. Este cardenal armenio, que cumplió un destacado rol en el Concilio Vaticano II, resaltaba también, con toda naturalidad, este elemento clave de la nación armenia: su cristianismo”.

El Arzobispo de Montevideo expresó que “el Presidente de Turquía habló con tono amenazante hace unos días a raíz de la palabra del papa Francisco que llamó por su nombre al genocidio armenio”. Por ello, “no queremos dejar de mencionar quién fue el que, en este año tan particular, realizó este acto valiente cuando otros, por estrategia, no lo hicieron”. 

“La verdad no se puede decir a medias”, prosiguió y afirmó que “hoy también se están dando matanzas de cristianos, los acontecimientos en Nigeria, en Pakistán, en Siria, en Irak, en Libia, la muerte de cristianos por el solo hecho de serlo no nos puede dejar indiferentes, porque podría suceder que fuéramos cómplices de una tragedia de proporciones”. 

“Hoy Uruguay está invitado también a no callar su voz frente a los dolores que suceden a otros hermanos nuestros”, concluyó.

Etiquetas: cristianos perseguidos, Uruguay, Genocidio armenio

Comentarios