28 de enero de 2022 - 11:05 AM

Universidad jesuita rechaza proyecto de ley que protege a escolares de ser adoctrinados

POR DIEGO LÓPEZ MARINA | ACI Prensa

Imagen referencial / Crédito: Pexels
Imagen referencial / Crédito: Pexels

La Universidad Antonio Ruiz de Montoya (UARM), cuyo lema es “La universidad jesuita del Perú”, anunció su rechazo a un proyecto de ley que pretende defender el derecho de los padres a contribuir en la calidad del contenido educativo que reciben sus hijos por parte del estado y que previene el adoctrinamiento.

“Desde la Carrera Profesional de Educación de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya (UARM) y la representación estudiantil de la misma, rechazamos el proyecto de ley”, señaló la casa de estudios en un comunicado publicado el 26 de enero.

El pasado 18 de enero, la Comisión de Educación del Congreso de la República aprobó, con 14 votos a favor, el Proyecto de Ley 904/2021- CR del congresista Esdrás Medina, por el que, con un texto sustitutorio, propone la “Ley que impulsa la calidad de los materiales y recursos educativos en el Perú”.

El proyecto aún no ha sido discutido en el Pleno del Congreso, pero desde su aprobación varios políticos y ONG promotoras de la “Educación Sexual Integral” (ESI), que incentiva la ideología de género y los llamados “derechos sexuales” en las escuelas, buscan cortarle el camino.

Además de los grupos mencionados ahora se suma esta universidad católica.

En su comunicado la casa de estudios aseguró que el proyecto legislativo pretende “bajo la premisa de ‘impedir las ideologías en las escuelas’ y ‘tomar en cuenta la opinión de los padres’, restar autonomía y responsabilidad al Ministerio de Educación respecto de los contenidos de una educación sexual integral (ESI) y el enfoque de género en la formación”.

Asimismo, señala que los estudiantes de educación muestran “preocupación” y “sentimiento de amenaza” frente a la normativa, y que el proyecto aprobado en Comisión “manifiesta el rechazo el rechazo a las personas y a sus derechos”.

Finalmente, la casa de estudios anunció que se suma al “llamado de atención para que la Comisión de Educación del Congreso deje sin efecto el referido proyecto, ya que además incumple los compromisos internacionales de los que el Perú es parte”.

En declaraciones a ACI Prensa, Gaby Pacheco, vocera del colectivo Padres en Acción, dijo que es una “lástima que los jesuitas y su presencia en la educación universitaria hayan perdido el sentido trascendente de la persona”.

Aseguró que el “enfoque transversal de género” que defiende en el comunicado “es un eje de aplicación de la ideología de género que busca eliminar toda verdad biológica para imponer un relativismo ideológico”.

“Lo más lamentable es que una universidad que debe ser un recinto abierto a las ideas y al debate filosófico se manifieste a favor de una ideología sin sustento científico totalmente sujeta a compromisos económicos y políticos”, dijo.

Jordy Pacheco, Bioético de Padres en Acción región Sur, agregó que lo dicho por la UARM “no solo es una traición a su identidad, sino que es fuente de confusión para muchas personas que se consideran católicas”.

Asimismo, dijo que su postura “atenta contra la visión católica, expresada en los diferentes documentos del Magisterio, están atentando contra la verdad de la sexualidad y la persona humana para aferrarse a una ideología altamente perjudicial”.

Por su parte, la líder profamilia y directora de la Asociación Origen, Giuliana Caccia, indicó a ACI Prensa que aunque “no debería tomarse esta declaración como una manifestación de toda la universidad y de todos los alumnos”, tampoco “es sorpresa que en una universidad católica haya personas que defiendan el enfoque de género”.

“Recordemos a la Pontifica Universidad Católica del Perú, que inclusive tiene estudios de género y maestrías. Eso se debe a que hay personas dentro de las universidades católicas que abrazan esta ideología y que no es coherente con el catolicismo”, recordó.

Revisión de la calidad y contenido de los textos escolares por parte de los padres

Caccia, directora de Origen, sostuvo en la entrevista que la participación de los padres de familia en la calidad del contenido de los textos escolares “de ninguna manera le resta autonomía al Ministerio de Educación (MINEDU)”, sino que se “busca crear ciertos canales para que los padres participen”.

“Por el contrario, el MINEDU está en deuda con los padres porque tanto el artículo 13 de la Constitución como el artículo 5 de la Ley General de Educación velan por la participación de los padres en el proceso educativo”, recordó.

Pacheco, por su parte, lamentó que varias ONG “hayan emprendido una campaña de desprestigio contra los padres de familia para crear en la opinión pública un rechazo hacia su participación activa”.

Caccia recordó que estas ONG “tienen como negocio principal la promoción del enfoque de género y la ESI”, ya que “al promover este tipo de ideología que tiene como base la vivencia libre de la sexualidad, sin tabúes, en realidad lo que promueven es el inicio prematuro de las relaciones sexuales”.

“Eso trae consigo mayor riesgo de embarazo adolescente y mayor consumo de anticonceptivos, pastillas del día siguiente, abortos. Todo eso es un negocio para las ONG, y por otro lado, justifican su razón de ser, porque promueven deliberadamente los llamados ‘derechos sexuales y reproductivos’, la ‘igualdad de género’”, acotó.

Caccia criticó que estos “grupos piensan que solamente se puede hablar de ESI, cuando en realidad los padres también queremos velar por excelencia educativa en todo nivel, también en otras materias”.

Además, aseguró, “hay otras maneras de enseñar sexualidad sanamente”.

En ese sentido, Pacheco recordó que “si entendemos que la educación es un derecho, debemos procurar darlo a conciencia y aceptar distintas orientaciones educativas”.

“El permitir exclusivamente la enseñanza del ESI en los colegios nacionales y particulares es una amenaza a los derechos de los padres de elegir la educación que consideren mejor para sus hijos”, dijo.

Caccia también lamentó que la ESI “sea la única forma en que el estado peruano permite actualmente que los niños sean educados en sexualidad”, ya que “no es permitido que los padres elijan otra pedagogía afectivo-sexual o afectivo-emocional”.

“Nosotros buscamos que el estado peruano dé alternativas para que los padres podamos escoger una educación en sexualidad que vaya acorde a nuestros principios como señala el artículo 13 de la Constitución y varios tratados internacionales”, agregó la líder profamilia.

Etiquetas: Ideología de Género, Jesuitas, ESI, Universidad Antonio Ruiz de Montoya, UARM, Educación Sexual Integral, universidad jesuita

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios