26 de noviembre de 2020 - 2:46 PM

Única iglesia en Gaza lleva esperanza a casas con imagen del Niño Jesús por Navidad

Redacción ACI Prensa

P. Romanelli visitando casas en la Franja de Gaza. Crédito: Asia News.
P. Romanelli visitando casas en la Franja de Gaza. Crédito: Asia News.

El P. Gabriel Romanelli, párroco de la única iglesia católica en la Franja de Gaza, dijo que por Navidad están visitando con una gran imagen del Niño Jesús a las pocas familias católicas que viven en el territorio, para llevarles esperanza en medio del miedo por el esperado aumento de casos de COVID-19 durante el invierno.

En declaraciones a Asia News, el P. Romanelli confirmó que el aumento de contagiados del virus y de las víctimas en la Franja de Gaza ya es “muy alarmante” y que la llegada del invierno despierta aún más temores. En las últimas 24 horas se reportaron 1.560 casos nuevos de COVID-19 y 16 muertos en los territorios palestinos; y de ellos, 689 infectados y 3 fallecidos son de la Franja de Gaza.

Actualmente, en la Franja de Gaza hay 15.500 infectados y 69 muertos, sobre una población de dos millones de personas que viven en permanente aislamiento desde antes de la pandemia del COVID-19. De los enfermos de coronavirus, hay 92 pacientes en estado grave y solo 100 camas disponibles en cuidados intensivos.

Los trabajadores de salud han advertido que “los respiradores se están agotando” al igual que las camas de cuidados intensivos. El sacerdote relató que los hospitales y unidades de terapia intensiva están funcionando casi al máximo de su capacidad, y que de las dos mil pruebas de hisopados que realizaron, hay 800 resultados positivos.

Según el microbiólogo Abdelraouf Elmanama, miembro del grupo de trabajo local, “en los próximos 10 días el sistema será incapaz de absorber los picos”.

Todo ello hace que la población se mantenga en alerta y experimente un “temor más marcado”, pero “tratan de hallar su propia normalidad e intenta convivir con el virus”, dijo el sacerdote.

Explicó que con las restricciones del caso y con limitada participación de gente, “se siguen permitiendo muchas actividades”, incluso la enseñanza presencial en colegios, las Eucaristías y otras actividades parroquiales.

“No estamos en un contexto de confinamiento total: en la escuela algunas clases siguen siendo presenciales. En la parroquia también hemos permitido varias actividades, si bien con números restringidos y protocolos de desinfección, medición de la temperatura en la entrada y [la necesidad de] llevar mascarilla”, dijo.

“También hemos reanudado las misas con presencia de fieles” y muchas actividades “de adultos, niños y adolescentes tienen lugar regularmente”, aunque con menos gente porque “algunos tienen miedo del virus, otros tienen un pariente enfermo o contagiado”.

Dijo que algo positivo es que “con la pandemia la gente ha comprendido la importancia de la alimentación y la actividad física”.  Para el P. Romanelli, que la población, “que hasta ahora ha prestado poca atención a la salud”, realice una simple caminata es algo bueno.

Además, señaló que en la Franja de Gaza “se están estudiando nuevas medidas” para evitar más aumentos de casos de COVID-19. Una hipótesis es que se limiten “los movimientos internos, pero mucho dependerá de los números en los próximos días”, dijo.

Por ello, ante la posibilidad de un nuevo “cierre”, los católicos ya empezaron a realizar algunas iniciativas vinculadas a la Navidad para hacer sentir a las familias cristianas que la Iglesia Católica está cerca de ellos en medio de este clima de gran incertidumbre.

“Somos extravagantes y ya hemos comenzado a visitar las casas con la gran imagen del Niño Jesús, la que usamos para la adoración durante la Misa de Gallo. Nos mueve la fe, porque la oración de estos tiempos puede ayudar, entonces seguimos adelante, porque no sabemos qué pasará, si habrá más cierres”, dijo.

El sacerdote dijo que si bien los cristianos, al igual que la mayoría de los habitantes de la Franja de Gaza “lo han visto todo, no nos falta esperanza, aún cuando la gente esté acostumbrada a sufrir”. Sin embargo, dijo que “la cercanía del párroco, de la Iglesia, les ha hecho comprender que no están abandonados”.

Las circunstancias humanitarias para los cristianos de Gaza se han deteriorado desde la toma de poder del grupo radical islamista Hamas en junio de 2007, lo que provocó un bloqueo israelí que restringe el flujo de bienes comerciales hacia la Franja.  

Según Cáritas Internacional, el 80% de la población de Gaza vive por debajo del umbral de pobreza. Hoy en día los cristianos en la Franja de Gaza son menos de mil miembros en una población de 1.8 millones, menos de la mitad de lo que eran hace diez años.

Hasta el mes de agosto, Israel y Egipto bloquearon la Franja de Gaza para contener la expansión del COVID-19. Esta medida resultó efectiva al inicio, como lo confirmó el P. Romanelli en una entrevista pasada, donde dijo que el tener pocos casos de infectados en una región tan pobre como Gaza era algo “milagroso”.

El 15 de noviembre las autoridades impusieron varias restricciones, entre ellas la prohibición de viajar a las zonas más afectadas, el cierre de las tiendas comerciales a partir de las 17:00 horas y la prohibición de reuniones de más de 15 personas en lugares cerrados. 

Etiquetas: Católicos en Tierra Santa, Palestina, Navidad, Gaza, Esperanza, Nacimiento, Franja de Gaza, esperanza cristiana, Coronavirus, pandemia, covid19

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios