13 de octubre de 2022 - 6:20 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 13 de octubre de 2022 9:28 pm

¿Un cristiano puede justificar la prostitución? Sacerdotes responden a Macarena Olona

POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Unsplash.
Imagen referencial. Crédito: Unsplash.

¿Un cristiano puede justificar la prostitución? Varios sacerdotes españoles responden a Macarena Olona, abogada del Estado y exdiputada de Vox, quien se reunió esta semana con algunas prostitutas y justificó su oficio, ayudada de un supuesto sacerdote.

Olona publicó este jueves dos videos en Twitter en los que muestra parte de una reunión que sostuvo con algunas prostitutas, en el marco de un proyecto de ley que busca hacer que la prostitución sea ilegal en España.

Ambos videos son parte de un diálogo más extenso difundido y transcrito por OkDiario.

En el primer video, que luego eliminó de Twitter, Olona dijo a las prostitutas que “me acompañó un sacerdote que quiso darles un mensaje: nadie tiene derecho a juzgaros. Quien se esconde tras la cruz para condenar olvida algo esencial: Dios es amor. Ese es el cristianismo que yo practico”.

Antes de darle la palabra a un presunto sacerdote al que presenta solo con el nombre de “Antonio” para evitarle “problemas”, Macarena Olona les dice a las prostitutas que ella tampoco quiere sentirse “cristiana de segunda” por ser “divorciada” y “madre soltera”.

A continuación, “Antonio” les dice a las prostitutas que “vosotras no tenéis por qué sentiros juzgadas cuando vosotros lo creéis libremente, igual que cualquier otro hace las cosas libremente”.

“Ciertamente hay algunas cosas que no se puede hacer libremente, como matar o como violar. Pero si una persona es libre y la otra persona también es libre, entre ellos pueden hacer lo que les dé la gana y nadie tiene por qué juzgarles”, agrega.

“Antonio” les dice luego que “Jesús se juntaba con los peores para hacerlos mejores. Ahora se juntan los peores para hacerlos aún más peores. Y Jesús tenía amigos y María Magdalena era una de las mejores amigas de Jesús. No os dejéis dominar por nadie, que no sea vuestra conciencia”.

La respuesta de los sacerdotes

El P. Francisco José Delgado, sacerdote de la Arquidiócesis de Toledo, le respondió a la abogada en Twitter: “Querida Macarena. No tengo opinión sobre lo que haces políticamente. Sin embargo, sí tengo el deber de advertir que lo que dice ese sacerdote no representa lo que enseña la Iglesia Católica”.

“La Iglesia Católica enseña que la prostitución es un pecado (cuya responsabilidad puede verse atenuada en distintas circunstancias) y una lacra social. La falta de voluntariedad puede disminuir la responsabilidad, pero en este caso lo que se alaba, al parecer, es la libertad”, prosigue.

Es decir, “que si una prostituta lo es forzada, bien por violencia o por una situación de pobreza, tendrá menos responsabilidad, no así el ‘cliente’, cuya responsabilidad es siempre grave. Pero si, como se dice aquí, lo hace con libertad, entonces su responsabilidad es mayor”, alertó el sacerdote.

“La Iglesia no hace juicios personales, es decir, no cuestiona la responsabilidad de tal o cual persona concreta, pero no puede dejar de condenar la prostitución como una lacra social que habría que tratar de erradicar”, subrayó.

El P. Manuel Navarro, de la Arquidiócesis de Madrid, indicó que ahora “tocará en mis siguientes reflexiones explicar a San Juan Pablo II en Veritatis Splendor, que existen actos intrínsecamente malos independientemente de las intenciones de quien actúa, y de las circunstancias”.

La encíclica Veritatis Splendor (El Esplendor de la Verdad) señala en el numeral 80 que los actos intrínsecamente malos “lo son siempre y por sí mismos, es decir, por su objeto, independientemente de las ulteriores intenciones de quien actúa, y de las circunstancias”.

El P. Juan Manuel Góngora, de la Diócesis de Almería, dijo por su parte que es “cierto que Cristo se junta con los peores para hacernos mejores, pero nunca para justificar nuestro pecado. En cuanto a la noción de libertad aplicada por él en sus palabras, es ambigua cuanto menos”.

“El amor de Dios y su misericordia no son una patente de corso”, agrega.

El sacerdote de Almería resalta luego que “lo afirmado en el Catecismo no es arrogarse nada, es nuestra fe y la doctrina moral interpretada por el Magisterio y la Tradición, fuentes de la Revelación; y no puede ser un menú a la carta”.

¿Qué dice el Catecismo sobre la prostitución?

El P. Góngora se refiere a los numerales 2353 y 2355 que hablan sobre la fornicación y la prostitución.

“La fornicación es la unión carnal entre un hombre y una mujer fuera del matrimonio. Es gravemente contraria a la dignidad de las personas y de la sexualidad humana, naturalmente ordenada al bien de los esposos, así como a la generación y educación de los hijos”, indica el numeral 2353.

“Además, es un escándalo grave cuando hay de por medio corrupción de menores”, agrega.

“La prostitución atenta contra la dignidad de la persona que se prostituye, puesto que queda reducida al placer venéreo que se saca de ella”, establece el numeral 2355.

“El que paga peca gravemente contra sí mismo: quebranta la castidad a la que lo comprometió su bautismo y mancha su cuerpo, templo del Espíritu Santo. La prostitución constituye una lacra social”, añade.

“Es siempre gravemente pecaminoso dedicarse a la prostitución, pero la miseria, el chantaje, y la presión social pueden atenuar la imputabilidad de la falta”, concluye.

Etiquetas: España, Sacerdotes, tráfico de personas, Prostitución, Trata de personas, prostituta, Macarena Olona

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios