2 de diciembre de 2019 6:43 pm

Tribunal de La Plata esclareció información sobre sacerdote acusado de abusos sexuales

Redacción ACI Prensa

Arzobispado de La Plata. Crédito: Arzobispado de La Plata.
Arzobispado de La Plata. Crédito: Arzobispado de La Plata.

El Tribunal Eclesiástico del Arzobispado de La Plata (Argentina) precisó la información relacionada con la investigación que se sigue al P. Eduardo Lorenzo por presunto abuso sexual.

En el 2008 Juan Pablo Gallego, abogado que representó a los denunciantes del sacerdote condenado por “abuso sexual agravado” P. Julio César Grassi, tomó la investigación de un joven que denunció los supuestos abusos reiterados del P. Lorenzo. 

Esta denuncia derivó también en la apertura de una causa eclesiástica en 2009 por el entonces Arzobispo de La Plata, Mons. Héctor Aguer. “En ambas instancias fue cerrado”, precisó el comunicado del Tribunal Eclesiástico de La Plata el 1 de diciembre.

A principios de 2019, el actual Arzobispo de La Plata, Mons. Víctor Manuel Fernández, “pidió una investigación complementaria” con “nuevas consultas y nuevos testimonios, orientada a conocer el comportamiento de Lorenzo en los últimos diez años”.

Eso incluyó una visita pastoral al templo donde estaba el P. Lorenzo.

El Tribunal precisó que “en marzo de 2019 se reabrió la investigación en la justicia y hubo otras denuncias ante la fiscalía”. “A partir de ese momento este Arzobispado ha evitado emitir opiniones respetando el trabajo de la fiscalía”.

A modo de precaución y por “prudencia” de acuerdo a las normas de prevención de abusos, el 15 de julio Mons. Fernández remitió una carta al sacerdote en la que le prohibió compartir espacios a solas con menores de edad y evitar realizar cualquier actividad pastoral con ellos.

En octubre, el P. Lorenzo envió una carta al Arzobispo de la Plata para solicitar una licencia por razones de salud, como párroco de la Inmaculada Madre de Dios, del barrio Gonnet.

“Como usted sabe, existe hoy una campaña calumniosa en mi contra que ha derivado en una denuncia falaz y una serie de actos de hostigamiento que me han agotado. Tal como le he manifestado en tantas ocasiones, mi mayor sufrimiento es que estas injurias y calumnias puedan mancillar su figura, la de mis hermanos sacerdotes o la de la Iglesia en general”, expresó el P. Lorenzo.

“Confío en que la justicia pronto esclarecerá y desmentirá esta situación tan penosa. Entiendo que hoy lo mejor para mí es recuperar fuerzas y salud para poder retomar en el mediano plazo mi actividad cotidiana con la energía y dedicación que requiere”, agregó el sacerdote.

Mons. Fernández respondió que la licencia se haría efectiva a partir del lunes 11 de noviembre y que el sacerdote se dedicaría a “tareas de asistencia a los pobres en Cáritas y en el acompañamiento de los sacerdotes mayores”.

A partir de entonces, se le designó una residencia y “no posee ningún cargo eclesiástico, de manera que no haya lugar para sospecha alguna”, precisó el Tribunal Eclesiástico.

En ese sentido, el Tribunal precisó que el P. Lorenzo “no tiene hasta el momento ninguna condena”, por lo que “las medidas tomadas son las que corresponden en estas instancias de la investigación”.

“El Arzobispado ha informado y consultado a la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, que es la responsable de resolver en casos de abusos de menores e indica los pasos a seguir”.

El Tribunal también aclaró que el Arzobispado tuvo acceso reciente “a las actuaciones de la fiscalía en orden a conocer el tenor exacto de las acusaciones de los nuevos testigos presentados y completar su propio informe”.

“Se ha preferido tomar como base las acusaciones presentadas en la fiscalía” ya que el abogado del joven denunciante de Lorenzo, Juan Pablo Gallego, “ha dicho falsamente que el Arzobispo ‘mandó carta documento a las víctimas, trató de interferir en la investigación penal’”. 

“No existe ninguna carta documento del Arzobispo a supuestas víctimas y ha evitado toda acción que pudiese interpretarse como interferencia”, aseguró el Tribunal.

“Sólo hay una carta enviada por este Tribunal en respuesta a otra del Sr. (Julio César) Frutos que no es una víctima. Allí el Tribunal le dice que él tiene todo el derecho a obrar según su conciencia y sólo le propone que evite un constante ataque mediático”.

El Tribunal Eclesiástico aseguró que se envió el legajo completo del P. Lorenzo a la justicia. “La colaboración con la justicia fue plena, por lo que no puede hablarse de forma alguna de ocultamiento”, afirmó el Tribunal.

Asimismo, el comunicado clarificó que “es falsa” la información que intenta vincular al P. Lorenzo como confesor del P. Julio César Grassi, condenado en 2009 por la justicia civil a 15 años por “abuso sexual agravado”. 

“A medida que se sucedan las próximas instancias de este caso, el Arzobispado irá completando la información para la Congregación romana, que finalmente deberá expedirse”, finalizó el comunicado.

Etiquetas: Argentina, sacerdote, investigación canónica, denuncias por abuso, Arzobispado de La Plata, investigación civil, P. Eduardo Lorenzo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios