11 de abril de 2022 - 2:25 PM

Tras años de persecución, más de 25 mil cristianos celebran Semana Santa en Irak

Redacción ACI Prensa

Más de 25.000 personas celebran Domingo de Ramos en las afueras de la Iglesia de San Juan, distrito de Hamdaniya, en Qaraqosh, Irak (10/04/2022) | Crédito: Bashar Jameel Hanna - ACI Mena
Más de 25.000 personas celebran Domingo de Ramos en las afueras de la Iglesia de San Juan, distrito de Hamdaniya, en Qaraqosh, Irak (10/04/2022) | Crédito: Bashar Jameel Hanna - ACI Mena

Después de casi una década de muerte y destrucción, y un año después de la histórica visita del Papa Francisco a Irak, más de 25 mil cristianos asirios recitaron en la ciudad de Qaraqosh “Hosanna al Hijo de David. Bendito el que viene en el nombre del Señor, hosanna”.

Qaraqosh, una ciudad asiria de mayoría cristiana ubicada en el corazón de la llanura de Nínive, está a unos 32 kilómetros al sureste de Mosul, la ciudad que en 2014 fue la capital de facto del Estado Islámico en la región.

Tanto Mosul, Qaraqosh y otras ciudades en la llanura de Nínive eran el hogar de 1.5 millones de cristianos en Irak. Después de la segunda invasión estadounidense en 2004 y el levantamiento de ISIS en 2014, solo quedan 300 mil cristianos en Irak.

Sin embargo, el 10 de abril, Domingo de Ramos, la localidad se convirtió en el epicentro cristiano de Irak durante la procesión y Misa presididas por Su Beatitud Ignacio José III Younan, Patriarca Ortodoxo Sirio de Antioquía y todo el Oriente para la Iglesia Católica siríaca.


Crédito: ACI MENA

También estuvo acompañado por Mons. Mitja Lescovar, Nuncio Apostólico en Irak; Mons. Nathanael Nizar Samaan, Arzobispo de la diócesis sirio-católica de Hadiab y el resto de la región del Kurdistán; Mons. Ephrem Youssef Abba Mansour, Arzobispo de la diócesis siríaca de Bagdad; y Mons. Atanasius Firas Dardar, Obispo del exarcado patriarcal de Basora y el Golfo para los católicos siríacos.

La multitud de fieles rodeó y caminó junto con el Patriarca Younan, que llevaba una cruz adornada con ramas de olivo.

La procesión partió de la Gran Catedral de la Inmaculada Concepción de Al-Tahira, el templo más grande de la Iglesia Católica siríaca y de Irak desde su consagración en 1952. La iglesia fue profanada y quemada por el Estado Islámico, pero gracias al apoyo de organizaciones católicas occidentales como Ayuda a la Iglesia Necesitada se restauró a tiempo para la visita del Papa Francisco en marzo de 2021.

Por las calles de la ciudad los cristianos rezaban el Rosario en árabe y siríaco, y cantaban canciones del Domingo de Ramos. Los fieles llegaron de pueblos de los alrededores y de diferentes regiones de Irak, incluso había exiliados iraquíes de Europa, América y Australia.


Crédito: ACI MENA

El escritor de origen iraquí, Sabah Yacoub, quien llegó de visita desde Alemania, dijo a ACI MENA –agencia en árabe del Grupo ACI– que “(Qaraqosh) vive en nuestra sangre porque es nuestra roca”.

“Y todo Irak vive en nuestra sangre, porque es nuestra tierra natal. Fuimos desplazados por la fuerza debido a ISIS, que quería matarnos a nosotros, a nuestras familias, a nuestras hijas, por lo que tuvimos que emigrar del país a un lugar seguro”, comentó.

“Me instalé en Alemania”, dijo Yacoub, “pero cuando nos dormimos nos viene a la mente [regresar], así que todos los años vengo a Irak en las vacaciones y lo considero una peregrinación a mi país, y esperamos el día cuando podamos encontrar estabilidad en Bakhdidi (Qaraqosh) y en nuestro amado Irak”.

Otro exiliado, Elias Zakaria, relató a ACI MENA la pérdida de sus campos avícolas –cerca de Erbil– a causa del Estado Islámico. Después de un año, se instaló en Australia con su familia.

Qaraqosh se ha reconstruido parcialmente y se estima que solo ha regresado la mitad de su población cristiana original. El clero católico, el primer grupo en volver después de la derrota del Estado Islámico, continúa liderando el esfuerzo de reconstrucción.

La procesión del Domingo de Ramos estuvo decorada con hojas de palma, rosas, colores vivos y trajes folclóricos característicos de esta festividad.

Seis miembros de la familia Hana Qasha le dijeron a ACI MENA: “Todas las personas se regocijan en el Rey de reyes y Señor de señores. Damos la bienvenida a nuestro Señor Jesucristo con cantos, himnos, cánticos, diversos trajes típicos y colores vivos, los colores de la primavera. Esta es la boda de Bakhdidi (Qaraqosh). Paz y seguridad por medio de nuestro Señor Jesucristo, Rey de la Paz, Señor de señores”.

En la procesión participaron las tradicionales cofradías de la Inmaculada Concepción y del Sagrado Corazón, y los catecúmenos que serán recibidos en la Iglesia Católica en Semana Santa.

En palabras del Patriarca Yonan: “Estamos aquí para anunciar al mundo que estamos en esta región como hijos de la esperanza, hijos del amor que quieren vivir una vida digna bajo el estandarte de la cruz y de la única bandera iraquí”.

“Aquí celebramos la ocasión de la entrada del Señor en Jerusalén, mientras hasta las piedras claman: 'Hosanna al hijo de David'; y la iglesia que fue incendiada por el Estado Islámico, fue restaurada para gritar, mientras sus piedras claman fuera: 'Hosanna al hijo de David'”, concluyó.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en ACI Mena.
 

Etiquetas: cristianos perseguidos, Irak, Semana Santa, Domingo de Ramos, Persecución de cristianos en Irak, Estado Islámico, Llanura del Nínive, Iglesia en Irak, Semana Santa 2022, ACI MENA

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios