26 de octubre de 2017 3:19 pm

Tiroteo en Las Vegas: Sacerdote bendice hotel mientras reza a San Miguel Arcángel

Redacción ACI Prensa

Mandalay Bay Resort and Casino en Las Vegas (izquierda) y P. Clete Kiley (derecha) / Crédito: Wikimedia Commons y Universidad de Georgetown
Mandalay Bay Resort and Casino en Las Vegas (izquierda) y P. Clete Kiley (derecha) / Crédito: Wikimedia Commons y Universidad de Georgetown

Un sacerdote en Estados Unidos bendijo la habitación del hotel de Las Vegas desde donde un francotirador disparó en un concierto de música country dejando 59 muertos y más de 500 heridos el pasado 1 de octubre.

El P. Clete Kiley, un sacerdote de Chicago que trabaja para el sindicato de trabajadores del hotel Mandalay Bay Resort and Casino fue quien bendijo el piso 32 del lugar porque los trabajadores estaban “traumatizados”, según indica Chicago Sun Times.

“Me sentí rodeado por el misterio del mal. El FBI ya había dejado esa habitación del hotel, pero recuerdo que me preguntaba si el espíritu del mal estaba allí”, dijo el P. Kiley.

El sacerdote contó que la suite se encontraba al final de un largo pasillo, y cuando abrieron la puerta, sintió como si le hubieran “empujado hacia atrás, como para impedir que entre”.

“En mi mente, me encontré a mí mismo diciendo: ‘Oh no, tienes que irte’. Instintivamente comencé a rezar en silencio: ‘San Miguel, defiéndenos en la pelea. Protégenos contra la maldad y las acechanzas del demonio”, agregó.

Luego, al entrar a la habitación, notó que las ventanas desde donde el terrorista había disparado estaban selladas y el espacio en el piso donde falleció estaba delineado.

“Así que bendije el agua de acuerdo con el ritual romano y luego comencé a bendecir a mi compañero y a mí, y luego a todos y cada uno de los rincones de la suite. Bendije cada casquillo de bala y habitación yendo por el pasillo. Usé la oración para la bendición de una casa y extendí la oración con una invocación al Espíritu Santo para descender en este lugar con luz, alegría, paz, esperanza y vida”, dijo.

El sacerdote reconoció en la entrevista que, luego de reflexionar sobre esta experiencia, la consideró “como un pequeño paso en el proceso de curación para la gente de Las Vegas”, especialmente para los trabajadores del hotel, porque muchos de ellos “estuvieron encerrados en el lugar toda la noche y vieron a muchos de los cadáveres asesinados por la mañana”.

Después de ese acontecimiento, se buscó al P. Kiley para brindar consejería y palabras de aliento. Dentro de ese marco, el presbítero fue invitado a bendecir el piso 32 del hotel.

“Creo que podrías llamarlo una limpieza espiritual. Algo así como bendecir una nueva casa antes de que te mudes a ella”, enfatizó.

Finalmente, el P. Kiley dijo que lo que “está claro” es ver que “la bondad” se extendió a los trabajadores como “la compasión que se palpa en todo Las Vegas, en la creencia de que la hospitalidad será más fuerte que el miedo”.

“El amor es más fuerte que el odio, la vida es más fuerte que muerte. Las Vegas y su gente son fuertes. La gracia de Dios está obrando de maneras maravillosa”, concluyó.

También te puede interesar: 

Etiquetas: Estados Unidos, masacre, fundamentalismo islámico, tiroteo, Estados Islámico, Atentado en Las Vegas, Tiroteo en Las Vegas

Comentarios