La cantante Susan Boyle, quien saltó a la fama por su interpretación de "I dreamed a dream" en el concurso Britains Got Talent, afirmó que "ser capaz de cantar para el Papa es un gran honor y algo que siempre he soñado, es indescriptible".

En un comunicado, la cantante de 49 años dijo que "siempre he querido cantar para Su Santidad, y no puedo expresar con palabras mi felicidad que este deseo se ha hecho realidad por fin."

Por su parte, según la prensa, la Iglesia en Escocia confirmó que Boyle cantará ante el Papa Benedicto XVI durante su visita a Reino Unido, y que interpretará "I Dreamed a Dream" y "How Great Thou Art" en Bellahouston Park de Glasgow el 16 de septiembre. Además de participar del coro en la Misa al aire libre, Boyle interpretará la canción de despedida "Drop everything", cuando el Santo Padre deje Londres.