La prensa de Argentina señaló el 19 de octubre que un “supervisor” o “sacerdote” del Vaticano había sido denunciado por presunto abuso sexual contra una menor de edad de una escuela del Instituto de los Hermanos Maristas. Sin embargo, la información es inexacta.

Aunque la denuncia contra el religioso es verdadera, ACI Prensa averiguó la identidad y el cargo que desempeña el acusado.

Se trata del hermano marista Sylvain Ramandimbiarisoa, Consejero General del Instituto que nació en Madagascar y reside en Roma. El religioso se encuentra en este momento en el país sudamericano para visitar las comunidades maristas, entre ellas el Colegio Ceferino Namuncurá, en la ciudad de Cinco Saltos, provincia de Río Negro, donde saltó la denuncia.

En un correo enviado a ACI Prensa, Gonzalo Santa Coloma, hermano marista y Referente provincial de la defensa de los derechos de niños, niñas y adolescentes, dijo que la misión del Hno. Sylvain “en la Provincia religiosa que abarca Argentina, Paraguay y Uruguay, es la de visitar las comunidades de hermanos representando al Superior General”.

“La misión está planificada para todo el mes de octubre y se está realizando con otro Consejero General", el Hno. Óscar Martin”, explicó.

Denuncia de abuso sexual contra el religioso

Más en América

Una familia de la ciudad argentina de Cinco Saltos denunció el jueves 13 de octubre a Sylvain, de 60 años, quien había visitado la escuela el mismo día. En la denuncia señalaron que su hija menor de edad habría recibido tocamientos indebidos del religioso, en frente de otras personas.

El fiscal a cargo del caso, Leandro López, declaró al medio LU19 que a Sylvain se le ubicó el viernes 14 de octubre “para saber de quién se trataba y ponerlo a derecho”.

“Hablaba poco castellano y debieron intervenir las autoridades de la escuela. Ahora resta escuchar a la menor en Cámara Gesell. El acusado nos informó su itinerario, y va a permanecer en Argentina hasta el 31 de octubre”, agregó López.

El Ministerio Público de Río Negro ya ha solicitado una audiencia para avanzar en la denuncia.

El Hno. Santa Coloma aseguró a ACI Prensa que la denuncia sorprendió “enormemente” al Instituto marista, “dado el carácter más bien tímido del hermano y su cultura malgache (es oriundo de Madagascar) de poco contacto físico”.

“Nuestra clara decisión es creer siempre a la víctima, sobre todo si es niña, niño o adolescente. La investigación judicial intentará dar luz a la situación y esperamos se aclaren las cosas”, explicó el hermano marista.

(El artículo continúa después)

El representante de los maristas aseguró que es deber de su Instituto “darle a la niña que se sintió ofendida toda la contención y apoyo que necesite y que la prudencia aconseje”.

“También debemos sostener al hermano, que padece de un profundo abatimiento desde que se le notificó de lo sucedido”, agregó.

 Respecto a las acciones a seguir, el Hno. Santa Coloma informó que se “ha nombrado a una abogada que represente al Hno. Sylvain, dados los requerimientos judiciales que implica su situación”.

“Dicha letrada no está para abogar por la inocencia del hermano sino para garantizar que la investigación se canalice correctamente y los derechos de la niña sean preservados y recompuestos”, concluyó.