23 de noviembre de 2020 - 6:59 AM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 24 de noviembre de 2020 6:59 am

Superior de los Pasionistas: Año Jubilar debe ser "tiempo de renovación de nuestra vocación"

POR BLANCA RUIZ | ACI Prensa

P. Joachim Rego, Superior General de la Congregación de la Pasión. Crédito: Daniel Ibáñez / ACI Prensa.
P. Joachim Rego, Superior General de la Congregación de la Pasión. Crédito: Daniel Ibáñez / ACI Prensa.

La Congregación de la Pasión, también conocida como Pasionistas, iniciaron el pasado 22 de noviembre un Año Jubilar por los 300 años de su fundación con la apertura de la Puerta Santa de la Basílica de los Santos Juan y Pablo en Roma. 

El P. Joachim Rego, Superior general de la Congregación, en entrevista a ACI Prensa destacó que éste “es un año de gracia. Un camino espiritual que nos da la oportunidad de centrarnos en profundizar nuestra relación con Jesús crucificado”, así como una “oportunidad de oír y aceptar la llamada que nos hace el Evangelio a la conversión”.

El superior de los Pasionistas aseguró que sus expectativas hacia este Año Jubilar es que sea “un tiempo de renovación de nuestra vocación” y que sirva para “volver comprometernos de una manera más profunda con nuestra vida en comunidad y nuestra misión apostólica de proclamar el Evangelio de la Pasión de Jesús como signo de la solidaridad y el amor generoso de Dios”.

Un espíritu de renovación de la Congregación que responde “a la forma en que el Espíritu se mueve y nos llama hoy, en este momento del tiempo y de la historia” y que se concreta en el lema del jubileo que es “Renovar nuestra Misión: Gratitud, Profecía, Esperanza”.

Este Año Jubilar que celebra los 300 años de la Congregación es, para el P. Rego, una muestra de que “es obra de Dios y ha sido bendecida por Dios durante más de 300 años” y que no se trata sólo de “una organización, sino una misión de Dios, servida por personas que son llamadas por Dios a vivir y testimoniar un carisma específico, es decir, a mantener viva y a promover la memoria de la Pasión de Jesús como signo del amor de Dios por la humanidad y toda la creación”.

Por eso destacó a ACI Prensa que este momento tan especial “nos recuerda que esta es la obra de Dios y Dios tiene el control. Necesitamos escuchar continuamente y discernir con oración hacia dónde nos está guiando Dios. El Jubileo es principalmente un evento de fe que debe convertir nuestra mente y nuestro corazón con gratitud a Dios y reconocer sus bendiciones”.

Una congregación y un mensaje que es especialmente actual 300 años después de su inicio ya que según el Superior general, “el olvido de un Dios amoroso y misericordioso en su tiempo fue lo que sintió San Pablo de la Cruz que causaba los males y sufrimientos de la sociedad, como la injusticia, pobreza, división, marginación, y dejaba a las personas sin un sentido de esperanza y sin sentido para sus vidas”.

“Entonces, San Pablo de la Cruz recordó al pueblo el amor inmenso e incondicional de Dios al animarles a que reflexionaran y meditaran la Pasión de Jesús, donde experimentarían y descubrirían "la obra más grande y abrumadora del amor de Dios". Estas son las Buenas Nuevas que anunció a través de su predicación, y lo que enseñó y aconsejó a través de la dirección espiritual, lo que resultó en una gran conversión y "milagros" en las vidas de quienes respondieron”, aseguró el superior de los Pasionistas.

“Este mismo mensaje es efectivo y actual para nuestro tiempo” y también destacó que el Papa Francisco les animó, en el mensaje que envió por este centenario a la Congregación, a “identificar nuevos estilos de vida y nuevas formas de lenguaje para proclamar el amor del Crucificado”.

Este Año Jubilar se celebrará pesar de la pandemia de coronavirus, por eso la Congregación de la Pasión se ha visto obligada a posponer una serie de eventos que estaban previstos, como una reunión de formadores y jóvenes religiosos Pasionistas de la Congregación o la primera reunión de Obispos Pasionistas, así como peregrinaciones a los lugares relacionados con San Pablo de la Cruz.

También están previstos durante este Año Jubilar la celebración del Congreso Teológico Internacional sobre La Sabiduría de la Cruz en un Mundo Plural, en septiembre de 2021; el XVI Sínodo General de la Congregación, en octubre de 2021; y la clausura del Jubileo, en enero de 2022.

Sin embargo este Año Jubilar lleva preparándose durante todo un año en el que “un Icono Jubilar especialmente encargado ha estado en un viaje de los 5 continentes visitando cada comunidad Pasionista de la Congregación. Esto ha sido espiritualmente satisfactorio para la gente y ha permitido a los Pasionistas dar a conocer mejor el carisma de nuestra Congregación, santos y beatos”.

Un momento de especial gracia que la Congregación de la Pasión espera que sirva para ser más conocida y que puedan llegar más vocaciones a ella. “Confío en que todos estos materiales, junto con las celebraciones de fe y formación previstas en los lugares locales de la Congregación, atraerán nuevas inquietudes y vocaciones”, destacó el superior.

Además de la Congregación de la Pasión, San Pablo de la Cruz también fundó la Congregación de religiosas Pasionistas, contemplativas; y su carisma sirvió de inspiración para la fundación de 5 institutos de mujeres y muchos movimientos laicales, que juntos forman la Familia Pasionista.

En estos 3 siglos de la vida de los Pasionistas, además del Fundador, la Congregación de la Pasión ha recibido numerosos santos y beatos, como es el caso del joven San Gabriel de la Virgen de los Dolores.

Actualmente hay más de 1903 Pasionistas, presentes en los 5 continentes y en 63 países. 

Etiquetas: Pasión de Cristo, Año Jubilar, congregaciones, Pasionistas

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios