El Arzobispo de Los Ángeles, Mons. José Gomez; y el Arzobispo de Cincinnati, Mons. Dennis Schnurr, han hecho una apuesta amistosa sobre quién ganará el Super Bowl del fútbol americano que se jugará el domingo, y con la que buscan ayudar a las escuelas católicas en ambas ciudades de Estados Unidos.

El Super Bowl se jugará el domingo 13 de febrero en el Sofi Stadium, sede de Los Ángeles Rams, equipo que enfrentará a los Cincinnati Bengals para definir al campeón de la National Football League (NFL).

Si ganan los Bengals, Mons. Gomez enviará a Mons. Schnurr productos de la famosa panadería Porto's Bakery. Si ganan los Rams, Mons. Schnurr enviará a Mons. Gomez una caja de helados Graeter's, de los mejores de la ciudad.

Ambos arzobispos animaron a los fieles a participar de la apuesta con el hashtag #BishopsBigGame en las redes sociales y visitando el sitio web creado para la ocasión, BishopsBigGame.com, en el que pueden hacer una donación a la Fundación para la Educación Católica (CEF) de cualquiera de las dos arquidiócesis, con el fin de ayudar a la matrícula de los estudiantes.

Para comenzar, indica una nota de la Arquidiócesis de Los Ángeles, cada arzobispo ha hecho ya una donación de mil dólares al fondo conjunto.

La CEF de la Arquidiócesis que gane la apuesta recibirá el 60% del total de los fondos recaudados, mientras que la segunda recibirá el otro 40%.

Más en América

Mons. Schnurr destacó la labor de las CEF y resaltó que estas fundaciones proporcionan “millones de dólares de ayuda financiera cada año escolar".

Mons. Gomez dijo a su turno que está orgulloso por el “gran trabajo de nuestros estudiantes, profesores, personal, familias y comunidades parroquiales que hacen grandes a nuestras escuelas católicas; y también por el generoso apoyo de los fieles a través de la CEF, para que nuestros estudiantes tengan la oportunidad de aprender y crecer para convertirse en los líderes del mañana".

Para hacer una donación, puede ingresar a este enlace https://www.bishopsbiggame.com/