22 de junio de 2004 12:21 pm

Son 65 los mártires de la Guerra Civil Española que serán beatos

Redacción ACI Prensa

Son 65 los mártires de la Guerra Civil Española que serán beatos

Hoy se confirmó que el Papa Juan Pablo II beatificará a 65 mártires de la Guerra Civil Española –asesinados entre 1934 y 1939– que incluyen religiosos y religiosas Carmelitas, un hermano marista y un seminarista.

Los futuros beatos son 14 carmelitas descalzos, encabezados por el Padre Lucas de San José –cuyo nombre de pila era José Tristany Pujol–, y 44 Hermanos de las Escuelas Cristianas, encabezados por Leonardo José –cuyo nombre fue José María Aragonés Mateu–.

También serán proclamados beatos la superiora de las Hermanas Carmelitas de la Caridad, Apolonia del Santísimo Sacramento Lizarraga y Ochoa; las monjas carmelitas misioneras Esperanza de la Cruz, María del Refugio del Santo Ángel, Daniela de San Bernabé y Gabriela de San Juan de la Cruzo, y el seminarista catalán José Casas Ros, asesinado con 20 años.

Asimismo, el Papa aprobó que sea beatificado el marista Plácido Fabrega Juliá, conocido como fray Bernardo, asesinado en la localidad de Barruelo en 1934 en los años en que comenzó la persecución religiosa en España.

Uno más

La cifra de futuros beatos españoles creció esta mañana a 66 con el reconocimiento de un milagro atribuido a la intercesión del dirigente cristiano, médico y presbítero Pere Tarrés i Claret, conocido como el “sacerdote de los pobres”.

Hijo de una familia obrera catalana, Pere Tarrés (1905-1950) ejerció la profesión de médico en Avinyó, Monistrol de Calders y el barrio de Gràcia de Barcelona y fue uno de los fundadores de la Federación de Cristianos de Cataluña.

Después de ser perseguido por su militancia católica, sirvió como médico en el ejército republicano durante la Guerra Civil. Finalizada la contienda, ingresó en el seminario de Barcelona y fue ordenado presbítero en 1942. Fue vicario de Sant Esteve Sesrovires, director del Secretariado diocesano de Beneficencia -de la que nacería Caritas- y fundador de la Obra Benéfica Antituberculosa.

Comentarios