5 de setiembre de 2020 - 11:25 AM

Solicitan abrir investigación a médico que sometió a niña de 10 años a un aborto

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Crédito: Unsplash
Imagen referencial / Crédito: Unsplash

El Movimiento Legislación y Vida, en Brasil, presentó una solicitud para abrir una investigación contra el médico Olímpio Barbosa de Moraes Filho, quien practicó el aborto a una niña 10 años que quedó embarazada tras ser violada por su tío.

Según la solicitud presentada el 31 de agosto al Consejo Médico Regional de Pernambuco (Cremepe), una norma técnica del Ministerio de Salud determina que el aborto no punible en los casos previstos por la ley se realiza hasta las 22 semanas de gestación y siempre que el bebé tenga un máximo de 500 gramos.

Según la norma técnica “no hay indicación de interrupción del embarazo después de las 22 semanas de edad gestacional. La mujer debe ser informada de la imposibilidad de atender la solicitud de aborto y ser asesorada a atención prenatal especializada, facilitando el acceso a los trámites de adopción, si así lo desea”.

En el caso de la niña de 10 años, fue sometida a pruebas en el Hospital das Clínicas, en Vitória (Espíritu Santo), donde el equipo médico se negó a realizar el aborto. Según estas pruebas, la niña ya tenía 22 semanas y 4 días de embarazo y el feto pesaba 537 gramos.

Tras la negativa del personal médico, la niña fue llevada entonces al Centro Integrado de Saúde Amaury de Medeiro (CISAM-UPE), en Recife, estado de Pernambuco, donde finalmente se realizó el aborto el 16 de agosto.

En declaraciones al medio Gazeta do Povo, el coordinador del Movimiento Legislación y Vida y especialista en bioética, Hermes Rodrigues Nery, señaló que “el estándar técnico ya es altamente cuestionable para aceptar el aborto en un bebé hasta las 22 semanas, pero el médico no respetó los límites impuestos”.

Según Rodrigues, el médico violó el artículo 15 del Código de Ética Médica, según el cual, “al médico se le prohíbe: [...] Incumplimiento de la legislación específica en casos de trasplantes de órganos o tejidos, esterilización, fecundación artificial, aborto, manipulación o terapia génica”.

“Al quitarle la vida al bebé a los casi seis meses, más de 22 semanas y 537 gramos, el Dr. Olímpio Moraes Filho no tuvo en cuenta la vida de un ser humano en el seno materno, donde debe recibir la mayor acogida, siendo un ser humano inocente e indefenso”, dijo Rodrigues.

Para el coordinador del Movimiento Legislación y Vida, “si no se respeta el valor de la vida humana en la fase más frágil, no se respetará en otras etapas de la vida”.

“Como médico, incluso en situaciones de impasse, debe actuar en defensa de ambas vidas (del bebé y de la madre). Por eso exigimos a Cremepe una posición inequívoca en la defensa de la ética médica a favor de ambas vidas. Después de todo, ¿quién defenderá a los indefensos?”, preguntó.

Los asesores de Cremepe deberán decidir si aceptan o no la denuncia contra el médico Moraes Filho.

Etiquetas: Aborto, Brasil, aborto en Brasil, médico abortista

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Comentarios