11 de mayo de 2016 9:41 pm

¿Seguirías un “curso rápido” sobre milagros?

Redacción ACI Prensa

Virgen de Fátima / Foto: Facebook Santuario de Fátima
Virgen de Fátima / Foto: Facebook Santuario de Fátima

¿Cómo es el proceso que sigue la Iglesia para aprobar un milagro?, o ¿cuántos tipos de milagros hay?, son algunas de las preguntas abordadas en el libro “Exploring the Miraculous” (Explorando lo Milagroso), una especie de “curso rápido” dirigido a todos los creyentes.

El autor es Michael O´Neill, quien se considera un “cazador de milagros” y afirma que un milagro es una forma en la que la gente se siente conectada con Dios. “Ellos saben que Dios es un padre amoroso que cuida de ellos, así que es una de esas cosas que tiene un alcance universal”, declaró a ACI Prensa.

“No importa cuán fuerte pensemos que es nuestra fe o queremos que sea, siempre queremos que Dios esté ahí para nosotros y los milagros son ese elemento que une nuestra fe y nuestra conexión con Dios”, indicó.

En su texto explica cómo es el proceso de aprobación, describe cuáles son los tipos de milagros encontrados dentro de la Iglesia Católica (curaciones de santos en proceso de canonización, milagros bíblicos, apariciones, mensajes audibles de Dios o de un santo, imágenes milagrosas, milagros eucarísticos, cuerpos incorruptos y estigmatizados).  

Su fascinación por los milagros surgió cuando estudió la tilma donde está grabada la imagen de la Virgen de Guadalupe para una tarea de arqueología. También había escuchado diversas historias sobre milagros y se preguntaba cómo hacía la Iglesia para determinar si era falso o no. Después de graduarse decidió convertirse en un experto sobre milagros. Al inicio mantuvo sus estudios en secreto por miedo a que lo creyeran loco, pero con el tiempo descubrió que había más gente interesada en estos hechos.

“Todos oramos por algún tipo de milagro. Estos pueden ser cosas pequeñas como orar por una jugada imposible en un partido de fútbol, una billetera perdida o un anillo de bodas”.

El escritor dijo que también se puede pedir un milagro “por cosas grandes como los seres queridos, por aquellos que se alejan de la fe y queremos que regresen o por alguno de nuestros amigos o familiares que está muy enfermo y desesperadamente le pedimos a Dios que los ayude. Es algo que todo el mundo experimenta”.

Los milagros preferidos de O’ Neill son las apariciones marianas, de las que se cuentan cerca de 2.500 y que han ocurrido en varias partes del mundo. Estas fueron la motivación para crear su página http://miraclehunter.com/, donde coloca información sobre las distintas categorías de milagros, su historia y las razones por las que fueron o no aprobados por el Vaticano.

El especialista creó esa página hace 15 años porque “el Vaticano no tiene un recurso donde puedas encontrar qué ha sido probado y qué no, qué mensajes son buenos para nuestra fe y de cuáles debemos mantenernos alejados”.

O´Neill también siente predilección por los milagros eucarísticos porque considera que pueden ser investigados por la ciencia. “Se puede ver si hay sangre humana, determinar su tipo. En algunos casos encuentran un músculo del corazón en las hostias que se convirtieron en carne”.

En ese sentido, recordó un milagro eucarístico que ocurrió en Argentina cuando el Papa Francisco aún era Obispo en Buenos Aires.

En agosto de 1996, el P. Alejandro Pezet, un sacerdote de esa ciudad, encontró una hostia en la parte de atrás de la iglesia. La colocó en agua para disolverla. Pasaron los días y notó que se volvía roja. Le contó este suceso a Mons. Jorge Bergoglio, que le indicó que la hostia sea
fotografiada y examinada por un científico en Estados Unidos, sin decirle qué era.

Los exámenes revelaron que era un músculo de corazón con sangre tipo AB, el mismo tipo de sangre encontrado en la Sábana Santa. “El científico era un ateo y él preguntó ‘¿Por qué me han
enviado este músculo de corazón, qué sentido tiene? Le dijeron que era una hostia consagrada. Él se convirtió al cristianismo”.

O’ Neill también señaló en su libro que al considerar los milagros, es importante no ir a los extremos. “La cuestión sobre el papel de los milagros en nuestra vida de fe es muy importante y requiere evitar dos extremos: un énfasis excesivo y la credulidad respecto a lo sobrenatural, por un lado, y una negación de la posibilidad de una intervención divina y una disminución del papel de devoción popular por el otro”, indicó.

Por otro lado, O´Neill dijo que “me gusta pensar que los milagros son una buena manera de atraer a los jóvenes, de hacer que se entusiasmen con la fe. Estos no deberían ser el centro de la fe de ninguna persona, pero son una puerta abierta a la gente…así que pienso que los milagros
tienen un rol importantísimo en la evangelización”, manifestó.

Traducido y adaptado por María Ximena Rondón. Publicado originalmente en CNA.

También te puede interesar:

Etiquetas: Milagro, Virgen de Fátima, Apariciones, apariciones marianas, Milagro eucarístico

Comentarios