23 de abril de 2020 - 9:08 PM

Se necesita una economía que sirva al bien común pasada la pandemia, dice senador Rubio

Redacción ACI Prensa

Capitolio de Estados Unidos. Crédito: Pixabay
Capitolio de Estados Unidos. Crédito: Pixabay

El senador republicano de Florida (Estados Unidos), Marco Rubio señaló que pasada la pandemia del coronavirus se necesita renovar el enfoque económico tradicional, centrado en el enriquecimiento individual, a uno más resiliente que sirva al bien común.

En la columna del 20 de abril del diario The New York Times, Rubio pidió una economía renovada en el bien común y un cambio en las prioridades, que pase de la eficiencia económica a corto plazo a la resiliencia a largo plazo, así como un mejor modelo de fabricación para evaluar y abordar las deficiencias en la respuesta al COVID-19.

“Los estadounidenses no pueden simplemente volver a sus viejos hábitos cuando pase la pandemia del coronavirus”, señaló Rubio. "La economía debe estar al servicio del bien común. Esta debería trabajar para nosotros, no las personas para la economía", añadió.

El senador Rubio sostuvo que "no asimilaremos adecuadamente las lecciones de la crisis del coronavirus si volvemos al modelo tradicional de la política republicana y demócrata. Necesitamos una nueva visión para crear una economía más resiliente”.

El COVID-19, que generalmente causa síntomas leves o moderados similares a la gripe, presenta casos severos que pueden requerir hospitalización y llegar a ser fatales. En Estados Unidos hay más de 860 mil infectados desde principios de marzo y más de 48.700 personas han fallecido.

Debido al temor de que el rápido aumento de los casos graves pudiera colapsar los hospitales, las autoridades civiles de Estados Unidos decretaron medidas de salud pública como ordenar el aislamiento social obligatorio para que la mayoría de las personas se queden en sus hogares.

La llegada del virus y su respuesta produjeron efectos importantes en la economía del país. A la fecha, 22 millones de estadounidenses han presentado solicitudes de desempleo en las últimas semanas, según CNN. La semana pasada, la administración del presidente Trump lanzó un plan de tres etapas para eliminar las restricciones a la vida social y económica al tiempo que limita el contagio y responde a nuevos casos.

Mientras tanto, la respuesta médica del coronavirus ha sido severamente obstaculizada por la escasez de equipos de protección apropiados y otros equipos médicos. Frente a lo cual, Rubio sostuvo que algunos de los problemas revelados en la epidemia son consecuencia de tendencias de muchos años.

"Durante las últimas décadas, los líderes políticos y económicos de nuestra nación, demócratas y republicanos, tomaron decisiones sobre cómo estructurar nuestra sociedad: optaron por premiar la eficiencia económica sobre la resiliencia, las ganancias financieras sobre la inversión de Main Street, el enriquecimiento individual sobre el bien común", dijo Rubio.

“Cualquier creador de políticas prudente debería reconocer que tanto la eficiencia como la resiliencia son valores que debemos priorizar y buscar equilibrar. Pero eso no es lo que hemos hecho en las últimas décadas”, señaló el senador y advirtió que en una crisis, la falta de resiliencia en la economía puede ser "devastadora".

“Aunque creo que la resiliencia es uno de los rasgos que definen a un estadounidense, también creo que ha estado ausente de nuestra política pública por demasiado tiempo. Y esto se ha vuelto claro de una forma devastadora en la crisis actual”, señaló Rubio.

El senador también relacionó la subcontratación de la fabricación estadounidense con el surgimiento de una economía nacional dominada por las industrias de servicios y explicó que como estos servicios dependen de la actividad de persona a persona, ahora están restringidos.

“A diferencia de las economías industriales, las economías basadas en servicios carecen de la flexibilidad que conlleva la producción de bienes físicos, que pueden venderse más tarde o reutilizarse para satisfacer una escasez repentina. Esto nos hace especialmente vulnerables a este tipo de golpe en la economía”, dijo Rubio.

El senador señaló que otro factor que obstaculizó la resiliencia económica fue el cambio de las corporaciones estadounidenses que se alejaron de la inversión en trabajadores, equipos e instalaciones, para dirigirse hacia "ganancias financieras a corto plazo para los accionistas".

Además, Rubio criticó la política financiera y económica y sostuvo que esta empeoró la respuesta al coronavirus.

"¿Por qué no disponíamos de suficientes mascarillas o ventiladores N95 para una pandemia? Porque las acciones de amortiguación no maximizan el rendimiento financiero, y no hubo recompensa para los accionistas que protegieron contra el riesgo", dijo Rubio.

Rubio sostuvo que las empresas y el Gobierno se centraron más en los modelos de suministro "justo a tiempo", en lugar de los modelos "por si acaso" preparados para las interrupciones y señaló que "hoy, vemos las consecuencias de este ‘ethos hiperindividualista’ a corto plazo".

Algunas de estas consecuencias son que “los estadounidenses no pueden salir de sus hogares. Los vecinos no pueden darse la mano. Los lugares de culto están cerrados. El mercado laboral, especialmente para los estadounidenses de la clase trabajadora en ese tipo de industrias de servicios, está en caída libre”, agregó.

En sus escritos recientes sobre el tema, Rubio se ha convertido quizás en el primer senador de los Estados Unidos en citar al Papa León XIII como inspiración para su visión económica, de quien destacó en especial la encíclica Rerum novarum (“De los cambios políticos” o “De las cosas nuevas”) de 1891.

“Fue una encíclica interesante, porque la escribió en reacción a las interrupciones que enfrentaba el mundo después de la industrialización. Entonces, había algunos de los mismos temores que ahora, máquinas reemplazando a las personas y un desplazamiento económico masivo”, dijo Rubio a CNA -agencia en inglés del Grupo ACI- el 2019.

El Papa León XIII “escribió sobre ese equilibrio de obligaciones entre el trabajador y el empleador, y creo que este es un buen momento para revisar ese equilibrio a la luz de las interrupciones posindustriales que enfrentamos ahora”, agregó.

Asimismo, Rubio, quien profesa la fe católica, dijo a CNA que la enseñanza social católica tiene influencia en su propio concepto de dignidad y trabajo "más de lo que solía ser".

“Cuanto más profundizas en ello, te das cuenta que hay una sabiduría extraordinaria. Por ejemplo, San Juan Pablo II escribió sobre la obligación de un trabajador de trabajar, que es algo de lo que han hablado las personas del derecho político, incluido yo mismo, pero se basa en el supuesto de que dicho trabajo tiene dignidad. Solo se puede insistir en esta obligación si la economía que hemos establecido fomenta la creación de esos empleos", explicó el senador.

En su ensayo, Rubio también criticó fuertemente la política de China y la política de los Estados Unidos hacia China. Su experiencia en el Comité de Inteligencia del Senado le dejó en claro que muchos problemas serios se originan en la relación de los Estados Unidos con China.

“Como muchos, creí que el capitalismo cambiaría a China para mejor; en cambio, China cambió el capitalismo para peor", aseguró Rubio, y también criticó la decisión de permitir que China ingrese a la Organización Mundial del Comercio.

El senador Rubio fue crítico respecto a las políticas y opciones para externalizar la fabricación a China, a menudo en busca de mano de obra barata y aseguró que el Gobierno de China, a diferencia de Estados Unidos, brindó más asistencia comercial en el "desarrollo de capital a largo plazo", lo que parecía irracional en ese momento.

Las consecuencias de estos cambios se revelaron en la pandemia de COVID-19, dijo Rubio y acusó al Gobierno chino por haber monopolizado las "cadenas de suministro críticas" y dirigir los suministros a su propio país. "Por ejemplo, se asegura que las máscaras faciales fabricadas en China se destinen al consumo interno y a su propia lucha contra el virus", explicó.

"En gran medida, Estados Unidos al estar imposibilitado de importar suministros de China,  se ha quedado luchando, porque en general, carecemos de la capacidad de hacer cosas, así como la capacidad del Estado necesaria para reorientar la producción para hacerlo", continuó.

Para Rubio estas fallas en las importaciones y en la producción obligaron al personal médico a racionar los equipos médicos clave, hasta el punto en que trabajaron sin equipos de protección críticos.

El ensayo del senador en The New York Times sobre una economía más resiliente hizo eco sobre su comentarios anteriores. Por ejemplo, en noviembre de 2019, Rubio dijo a CNA que en Estados Unidos hay problemas en la naturaleza asimétrica de la prosperidad y que se necesita una nueva visión económica que responda a las realidades actuales.

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Estados Unidos, Economía, políticos católicos, Marco Rubio, Católicos en Estados Unidos, Coronavirus, pandemia, covid19

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios