El diario nicaragüense La Prensa informó que se deteriora la salud de Mons. Rolando Álvarez, Obispo de Matagalpa que fue secuestrado por la dictadura de Nicaragua, liderada por Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo.

En una nota del 19 de septiembre y citando fuentes ligadas a la Conferencia Episcopal, el diario indicó que los problemas cardíacos de Mons. Rolando Álvarez se han agudizado.

“Nosotros no manejamos mucha información. Realmente sabemos lo que todos, monseñor Rolando en su casa, con sus problemas de salud, ya que antes de ser capturado estaba asistiendo periódicamente al doctor ya que tiene padecimientos cardiológicos y toda la situación lo ha agravado”, dijeron las fuentes que pidieron mantenerse en el anonimato por razones de seguridad.

Mons. Rolando Álvarez estuvo retenido en su casa por la policía orteguista desde comienzos de agosto. El día 19 fue secuestrado y llevado a Managua, donde permanece en prisión domiciliaria.

Hasta el momento, según explica La Prensa, no hay un proceso ni una acusación formal en su contra.

El 15 de septiembre el Parlamento Europeo aprobó por 538 votos a favor y 16 en contra, una resolución en la que exige la inmediata liberación del Obispo.

Más en América

El día de su captura, también fueron detenidos otros sacerdotes y seminaristas que están actualmente en la cárcel de torturas El Chipote.

Ellos son el P. Ramiro Tijerino, P. José Luis Diaz, el P. Sadiel Eugarrios y el P. Raúl González; y los seminaristas Darvin Leyva y Melquín Sequeira; además del camarógrafo Sergio Cárdenas, todos de la Diócesis de Matagalpa.

Otro sacerdote que está en El Chipote es el P. Oscar Benavidez, de la Diócesis de Siuna.