2 de julio de 2020 - 3:03 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 9 de julio de 2020 10:02 pm

Schoenstatt rechaza firmemente acusaciones de abusos sexuales de su fundador

Redacción ACI Prensa

P. José Kentenich. Crédito: Twitter oficial de Schoenstatt International.
P. José Kentenich. Crédito: Twitter oficial de Schoenstatt International.

El P. Juan Pablo Catoggio, presidente de la Presidencia General de Schoenstatt, expresó su total rechazo a las acusaciones de supuestos abusos sexuales contra mujeres consagradas a manos del fundador de la institución religiosa, el fallecido P. José Kentenich.

En un comunicado publicado este 2 de julio, el P. Catoggio aseguró que “rechazamos firmemente la acusación de que José Kentenich haya sido culpable de abuso sexual a miembros del Instituto de las Hermanas de María de Schoenstatt”.

“Su comportamiento hacia otras personas – especialmente frente a las mujeres – siempre estuvo marcado por una pronunciada reverencia y estima, como también por el principio de la intangibilidad corporal, que también imprimió en sus comunidades”, aseguró.

El presidente de la Presidencia General de Schoenstatt responde así a las acusaciones presentadas por la Dra. Alexandra von Teuffenbach, reconocida experta en historia de la Iglesia, en artículos publicados en el blog Settimo Cielo de Sandro Magister y en el diario alemán Die Tagespost.

Von Teuffenbach se remitió a documentación disponible en los recientemente abiertos documentos del pontificado de Pío XII en el Archivo Apostólico Vaticano y a los hallazgos del teólogo jesuita Sebastiaan Tromp, que realizó una visita apostólica a la Familia de Schoenstatt a mediados del siglo XX, a pedido de la Santa Sede.

En su informe, la experta en historia de la Iglesia presentó supuestos diálogos de contenido sexual que habrían ocurrido entre el P. Kentenich e integrantes del Instituto de las Hermanas de María de Schoenstatt antes de la visita apostólica del P. Tromp. Además señaló la existencia de al menos una carta denunciando “abuso sexual” y dijo que otras misivas con contenido similar habrían sido desechadas por la entonces madre general de la institución religiosa en Alemania.

Von Teuffenbach denunció además el supuesto “grave abuso de poder por parte del fundador en perjuicio de las religiosas”.

El P. José Kentenich y su fundación

Nacido en 1885 en Gymnich (Alemania), el P. Kentenich ingresó a la Sociedad del Apostolado Católico (Padres Palotinos) en 1904 y fue ordenado sacerdote seis años después.

El 18 de octubre de 1914, el P. Kentenich funda su movimiento en una capilla en Schoenstatt, Alemania. Según el sitio web oficial del proceso de beatificación, en esa ocasión el sacerdote junto a un grupo de alumnos suyos “sellan una Alianza con María, la ‘Alianza de Amor’”.

El 1 de octubre de 1926, el P. Kentenich funda el Instituto Secular de las Hermanas de María de Schoenstatt, una comunidad de mujeres que “viven una vida consagrada a Dios en medio del mundo”.

El “exilio” del P. Kentenich

Tras la visita del P. Tromp, el Vaticano ordenó al P. Kentenich alejarse de su fundación, por lo que se retiró a una casa de los Padres Palotinos en Milwaukee (Estados Unidos).

Este periodo es presentado en el sitio web oficial de la causa de beatificación del P. Kentenich como un “exilio”, en el que “autoridades eclesiásticas competentes examinan su persona y su fundación”. En 1965, tres años antes de su muerte, el Vaticano le retira la sanción y le permite al fundador reencontrarse con la Familia de Schoenstatt.

Denuncia “no es nueva” para Schoenstatt

En su comunicado del 2 de julio, el P. Juan Pablo Catoggio dijo que “la información contenida” en el texto publicado por la Dra. Alexandra von Teuffenbach “no es nueva para nosotros; fue incluida plenamente en la documentación sobre el Fundador de Schoenstatt en relación con la separación temporal de su Obra (1951-1965) y está siendo estudiada a fondo por las autoridades eclesiásticas en el contexto del proceso de beatificación de Kentenich”.

El presidente de la Presidencia General de Schoenstatt criticó lo que consideró “declaraciones vagas” en el informe de Von Teuffenbach, las que “junto con la afirmación enérgica de un abuso sexual, no atestiguan un examen científico de los archivos”.

Además, aseguró que “la separación del Padre Kentenich de su trabajo no se trata de una medida punitiva, sino de una orden administrativa, es decir, de una medida adoptada por vía administrativa para su ulterior examen”.

“El P. Kentenich respondió detalladamente al Visitador y a sus superiores a la acusación de abuso de poder y expuso abiertamente su pensamiento, sus principios y su comportamiento. A José Kentenich se le permitió regresar a Schoenstatt en 1965 y 1966, respectivamente, después de un exilio de 14 años”, añadió.

“Los decretos que lo separaban de su fundación fueron revocados, y la causa del fundador fue devuelta a la Congregación de los Religiosos de la época. De esta manera pudo asumir una vez más su posición de fundador en la Obra de Schoenstatt. De hecho, con esto se invalidó también la acusación de abuso de poder”, dijo el P. Catoggio.

Al finalizar su comunicado, el P. Catoggio señaló que “todas las voces críticas y las acusaciones son también objeto de un estudio minucioso y de una seria consideración de todos los hechos en un contexto histórico y espiritual apropiado”.

“La sentencia final en este procedimiento le corresponde a la Iglesia”, concluyó.

Etiquetas: Abuso sexual, Abusos sexuales, Schoenstatt, P. José Kentenich, abusos, abuso

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios