26 de diciembre de 2021 - 4:02 PM

¿Soy como San José y defiendo de los peligros a mi familia?, cuestiona Arzobispo a padres

POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa

San José y pesebre. Crédito: Arzobispado de Piura
San José y pesebre. Crédito: Arzobispado de Piura

Mons. José Antonio Eguren, Arzobispo de Piura y Tumbes (Perú), dedicó su homilía de hoy en la fiesta de la Sagrada Familia, a resaltar la vocación y misión de San José, custodio de Jesús, María y la Iglesia; y por lo tanto ejemplo actual y concreto para todos los padres.

Mons. Eguren dijo que ofrece esta reflexión por el Año de San José, que convocó el Papa Francisco del 8 de diciembre de 2020 al 8 de diciembre de 2021.

Para el Prelado peruano es importante “resaltar la vocación y misión de San José, el padre legal de Jesús, sobre todo en estos tiempos donde la vocación paterna está muy desvalorizada, y además no son pocos los casos en que muchos padres no reconocen a sus hijos, no contribuyen a su sostenimiento, y no colaboran en su crianza y educación”.

“Con su trabajo honesto y laborioso en su taller de carpintero, San José supo proveer todo lo necesario para el sustento del hogar de Nazaret, es decir, de su esposa Santa María y de Jesús, y además hacer que su familia se abriese con caridad auténtica a todos, pero en especial a los más pobres y necesitados”.

El Arzobispo dijo además que “como padre adoptivo del Señor, a San José se le confió una gran misión: Criar a Jesús, y ser un modelo de quien el Señor pudiera aprender a formarse en todo lo humano”.

“No es difícil imaginarnos a San José, alimentando a Aquel, a quien después el pueblo fiel comería como pan bajado del cielo para la vida eterna. Tampoco resulta difícil verlo en el hogar de Nazaret bañando, vistiendo, y abrazando con ternura a Jesús, así como ayudándolo a dormir de noche”.

Todas las tareas que un padre debe realizar en favor de sus hijos, “San José las realizó con mucho amor y devoción en favor del Niño Dios como si fuera su propio hijo. Por todo ello, Jesús vio en San José la ternura de su Padre Dios”.

“Cuando Jesús comenzó a crecer, San José le enseñó a caminar, a hablar, a trabajar, y lo más importante, a buscar en la oración a su Padre celestial”.

El Prelado destacó también que “una tarea fundamental de la vocación de San José fue la de proteger a la Sagrada Familia”.

“En efecto, el guió a Santa María hasta Belén, a él le fue encargado por el Arcángel San Gabriel que custodiara el misterio de la Encarnación, él protegió a la Sagrada Familia y en especial al Niño Dios en los inicios de su vida cuando Herodes quería matarlo, y fue a buscar a Jesús cuando éste se quedó en el Templo en medio de los doctores de la ley”.

Todo esto quiere decir que “siempre lo vemos protegiendo de todo peligro a Jesús y a su Madre, Santa María”.

Esta misión de “protector” y “defensor”, continuó Mons. Eguren, “San José la conserva hasta nuestros días, protegiendo a la Iglesia que hoy en día es ‘atacada por doquier por sus enemigos y se ve oprimida por tan graves calamidades que parece que los impíos hacen prevalecer sobre ella las puertas del infierno’”.

“Si San José no hubiera acogido la voluntad de Dios y cumplido a cabalidad con su misión de cuidar a María y a Jesús, el curso de la historia de la salvación hubiera tomado un rumbo dramáticamente distinto”, subrayó.

“San José nos muestra entonces, que la humildad y la obediencia, llenas de fe y amor, son lo que permiten que los planes de salvación de Dios se realicen para bien de todos”.

El Arzobispo animó luego a cuestionarse: “¿Cómo está mi devoción a San José? ¿Recurro a él como intercesor, apoyo y guía en estos tiempos de dificultad? Como San José, ¿estoy abierto a la voluntad de Dios en mi vida y me adhiero a ella con obediencia, fidelidad y generosidad? ¿Siento la necesidad de proteger al Señor y a María en la vida de aquellos que me han sido confiados a mi cuidado?”.

“¿Defiendo y protejo la fe de los más humildes y pequeños, de los pobres y sencillos, para que el Maligno y el mundo no les arranque a Cristo de sus corazones?”.

Mons. Eguren pidió a los padres que se pregunten: “¿Soy como San José cabeza de mi familia? Ante los peligros y desafíos que pueda enfrentar mi hogar, ¿tengo su valentía creativa y su fortaleza? ¿Custodio con amor y dedicación el don de mi esposa y de mis hijos?”.

El Prelado pidió también recuperar “en la vida de la familia cristiana y de la Iglesia, la hermosa tradición de los días ‘Miércoles dedicados a San José’, donde se le rece y rinda reverente y fervoroso culto”.

“Vayamos siempre donde José (Ite ad Joseph). Él siempre nos cuidará y protegerá de todo peligro y mal, y nos guiará hacia Jesús, porque ‘si quieres estar cerca de Cristo, hoy te volvemos a repetir, acude a José’”, alentó.

“San José es el más amoroso de los padres y siempre estará allí para ti, siempre atento, comprensivo, y dispuesto a cuidarte y ayudarte en todo”, concluyó.

Para leer la homilía completa puede ingresar al siguiente enlace: https://www.arzobispadodepiura.org/noticias/san-jose-fiel-custodio-de-jesus-maria-y-la-iglesia/

Etiquetas: Familia, Matrimonio, San José, Padres, Sagrada Familia, paternidad, Papas, Año de San José, Patris corde

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios