Los sacerdotes Josaphat Kovaliuk y Toma Kushka, así como otros padres basilianos en Kiev, celebraron la Divina Liturgia en el metro de la capital de Ucrania. 

El metro de la capital ucraniana es utilizado ahora como refugio antiaéreo, la estación de Kyivan alberga a mucha gente e incluso hay quienes viven allí por seguridad. Y aunque los sacerdotes habían acudido a ese lugar como refugio en otras ocasiones, esta fue la primera en la que decidieron celebrar la Divina Liturgia y ofrecerse para confesar a los fieles. 

La Divina Liturgia en la Iglesia Greco Católica la celebración de la Misa en el rito oriental.  

El P. Josafat aseguró a la web de la Iglesia Greco Católica ucraniana que “la mayoría de la gente reaccionó positivamente a esta iniciativa y oró con mucho gusto con nosotros. Y aunque los participantes de la liturgia eran de varias denominaciones, sentimos una unidad en la oración al Dios Único”. 

El sacerdote greco católico también afirmó que fue un momento especial porque pudo estar con quienes necesitan apoyo, orar por el fin de la guerra y por la paz en esta tierra. 

Y mientras que el P. Josafat celberaba la Divina Liturgia, el P. Toma escuchaba confesiones y ofrecía apoyo y aliento a quienes se acercaron a hablar con él. 

Más en Mundo

Las hermanas basilianas ayudaron y acompañaron a los sacerdotes en este momento de oración en Kyivan. 

“Durante la guerra, las hermanas basilianas Yelena de Zhytomyr y Yelysaveta de Lviv sirven en nuestra iglesia. Nuestros sacerdotes a menudo visitan las estaciones de metro con ellos, para hablar con la gente, para apoyarla espiritualmente, para administrar el Sacramento de la Penitencia", explicó el P. Josafat.

Además manifestó su agradecimiento a las hermanas basilianas por su ayuda en su ministerio espiritual, y también a las voluntarias por su servicio en este momento difícil.

Y aunque esta fue la primera celebración de la Divina Liturgia en la estación de metro de Kyivan, estos sacerdotes greco católicos nos aseguraron que no será la última.

“Hacemos visitas pastorales casi todos los días y, a partir de ahora, planeamos celebrar una Divina Liturgia una o dos veces a la semana. También queremos visitar otras estaciones", afirmó.